“La apuesta por el multilateralismo”

2 octubre, 2018 • Galería • Vistas: 1006

  • FAL
  • FAL
  • FAL
  • FAL
  • FAL
  • FAL

Presentación de Foreign Affairs Latinoamérica vol. 18, núm. 2.

avatarDefault  Jacqueline Montealegre

Septiembre 2018

En el marco de la Séptima Feria del Libro de Relaciones Internacionales, organizada por el Instituto Matías Romero, se presentó el número de la revista Foreign Affairs Latinoamérica (FAL) “La apuesta por el multilateralismo”. En la presentación participaron Ulises Granados, Arturo Magaña, Olga Pellicer y Leonardo Curzio, quienes son autores de algunos artículos del número, así como Gerardo R. Valenzuela, Subdirector Editorial de FAL, como moderador.

China: a ocupar espacios vacíos

El primer expositor fue Ulises Granados, quien destacó que en el plano de la apuesta por el multilateralismo, ciertamente uno de los actores principales en las relaciones internacionales es China. Dijo que la importancia sobre el multilateralismo es tal debido a que emergen nuevas normas y valores en el ejercicio internacional. Además destacó que se deben enfrentar objetivos comunes en la globalización, sobre todo en caso de que el gobierno de Estados Unidos se aparte, pues esto permite que otros países, principalmente China, pueden tomar el liderazgo.

En su artículo “China le apuesta al multilateralismo” hace mención del papel que jugó el gigante asiático para que se concretara la firma del Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, dos de los principales logros del multilateralismo. Explicó que en el texto se realizó un contraste entre el proteccionismo de Estados Unidos, considerando las negociaciones actuales con Canadá y México, con Europa y algunos socios de Asia, y con la visión china enraizada en su proyecto de desarrollo nacional, por lo que analiza cómo para China el multilateralismo es una política de Estado. Argumentó que Beijing tiene sus prioridades multilaterales en el Sudeste y Noreste de Asia, por lo que Latinoamérica solo es considerado para cuestiones comerciales. Esto se debe a que China sigue impulsado la Iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda, y las prioridades geográficas de la misma están en Asia, Europa y el Medio Oriente debido a que son las regiones permitirán un incremento en los índices de crecimiento económico.

Además, hizo mención de que existe una diferencia entre multilateralismo y diálogo, pues ser multilateral no implica ser líder. En algunos puntos China ejerce liderazgo y promueve el multilateralismo pero con ciertos limitantes. Por otra parte, comentó que la relación entre China y Estados Unidos se ve afectada por la guerra comercial. En este sentido, Beijing tiene sus propios mecanismos como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura que, de alguna manera, puede llegar a complementar o sustituir al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial. En cuanto al aspecto multilateral, afirmó que se puede observar una visión distinta entre el gobierno de Barack Obama y el de Donald Trump, específicamente sobre el Acuerdo de París y la Agenda 2030, sobre los cuales China irá marcando sus propios intereses. En su opinión, Estados Unidos le ha abierto la brecha a China para tomar un papel más importante.

La Unión Europea contribuye al nuevo orden mundial

Arturo Magaña, autor del artículo “El multilateralismo como antídoto”, enfocado a Europa, coincidió con lo escrito por Jordi Bacaria, Director de FAL, en que existe una paradoja. Esta refleja que, por un lado, existe una ofensiva inédita del gobierno de Estados Unidos contra el multilateralismo y, por el otro, la creciente importancia de los organismos internacionales para superar los problemas más relevantes.

Resaltó la existencia de otra posible paradoja: que Europa nunca había identificado que Estados Unidos se apartara de manera tan radical de lo fundamental en sus intereses compartidos, pues solían tener cierta convergencia en procesos de negociación y normas internacionales. Esto provoca que, quizá,  la Unión Europa se encuentre sola en el proceso de emprendimiento multilateral y de toma de decisiones que exigen el planteamiento de valores y acciones de posicionamiento. Magaña comentó que esto es lo que le puede dar la oportunidad a la Unión Europea de enfrentar sus propios fantasmas respecto al proceso de integración, tales como el euroescepticismo y la xenofobia.

Por otro lado, complementó su participación con el tema de las cuotas a los organismos internacionales que ha sido un tema importante recientemente. “La Unión Europea ha comenzado a contribuir de manera más decisiva y a aumentar sus cuotas a los organismos internacionales”, concluyó.

Desarme nuclear: ¿realidad o ficción?

Por otra parte, se discutió un artículo de la sección Diálogo Ñ “El desarme ante las tensiones nucleares”, escrito por Olga Pellicer, en el cual se abordan temas sobre la tensión nuclear entre Corea del Norte y Estados Unidos. Durante la presentación, Pellicer indicó que quiso iniciar su texto con lo que ella denomina “la asignatura pendiente” en los foros multilaterales: el desarme nuclear. En este sentido, hizo referencia al Tratado de No Proliferación Nuclear, bajo el cual se realizaron compromisos por parte de algunos Estados para llevar a cabo negociaciones sobre desarme nuclear bajo una supervisión internacional adecuada. Mencionó que durante el gobierno de Obama se crearon expectativas de un proceso de desarme nuclear. Sin embargo, dijo que los foros internacionales enfocados en el tema están parcialmente paralizados en cuanto al desarme nuclear.

Destacó que el anhelo de llegar a un desarme nuclear efectivo se mantiene, sobre todo cuando se tienen sucesos como el ocurrido en la Asamblea General de Naciones Unidas con la firma del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares. El problema, señaló, es que ningún país nuclear participó en las negociaciones. Entonces, se cuenta con el anhelo de lograrlo pero la realidad muestra que dichos países no están interesados, lo que lo convierte en una asignatura pendiente.

Por otra parte, explicó que la segunda parte de su artículo se enfoca en la tensión que creó el armamentismo nuclear de Corea del Norte y la reacción de Estados Unidos. Destacó cómo en la península de Corea, a pesar de estar dividida en dos adversarios tradicionales, se observó un acercamiento entre Corea del Sur y Corea del Norte. Argumentó que, de alguna manera e independientemente de las grandes potencias como China y Estados Unidos y China, estos dos pequeños países de la península están llevando a cabo una tarea muy importante con este acercamiento. Además, comentó lo sorpresivo que le pareció el encuentro entre Trump y Kim Jong-un, el cual calificó como un buen montaje teatral, al estilo del magnate estadounidense.

Además, hizo énfasis en que la verdadera amenaza en cuanto al armamentismo nuclear no es tanto Corea del Norte sino el proceso de modernización y profundización de las armas nucleares que se da tanto en Estados Unidos como en Rusia. Dijo que, precisamente, al terminar la realización del artículo se dio a conocer el programa nuclear del gobierno de Trump, que cuenta con un presupuesto significativo, y comentó que está dirigido a contar con mayor tecnología.

¿Existe una política exterior mexicana?

Finalmente, se discutió uno de los artículos sobre las elecciones presidenciales de México. Para esto, Leonardo Curzio hizo una reflexión sobre su artículo “Propuestas de política exterior en las elecciones de México”. Comenzó su exposición con la mención de que se ha completado el ciclo de alternancias, con la llegada al poder de un partido de izquierda: el Movimiento Regeneración Nacional. Con este ciclo, argumentó Curzio, se puede decir que las principales fuerzas políticas en México han tenido la oportunidad de estar en el poder y que todas tienen algo en común: la poca importancia que le dan a la política exterior. Explicó que dentro de la más reciente campaña electoral no hubo formulación precisa de propuestas, sino que se enfocaron en propuestas generales.

Además, comentó sobre su experiencia siendo parte de la Comisión de Debates del Instituto Nacional Electoral en el proceso 2018, donde tuvo la oportunidad de ser moderador del tercer debate presidencial. Relacionado a esto, destacó que a varios candidatos les sobró tiempo para argumentar y debatir, lo que consideró como una señal alarmante por la poca formulación y conceptualización detallada sobre temas importantes, como el papel de China en el mundo y su relación con México como socio comercial.

Posteriormente abordó el tema de Latinoamérica y el papel que México puede tener en la región. Dijo que dado la izquierda mexicana ganó contundentemente y de manera legítima, por lo que es momento de que México tenga un mensaje para la región ante las crisis políticas que viven varios países latinoamericanos, como Brasil, Bolivia y Ecuador, por lo que aseguró que no es momento de que el gobierno mexicano se mantenga a la distancia. Por último, dijo que a pesar de que posiblemente México no esté tan interesado en el mundo y la situación actual, al mundo si le interesa México y es el momento indicado para que la izquierda mexicana pueda convertir al país en un Estado más comprometido con el exterior y, sobre todo, con Latinoamérica.

JACQUELINE MONTEALEGRE es Editora Web de Foreign Affairs Latinoamérica. Sígala en Twitter en @JMONTEALD.

Tags:, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…