El problema de la deuda de Estados Unidos

20 marzo, 2019 • Artículos, FEG Anáhuac, Norteamérica, Portada • Vistas: 60979

News EEUU Review

Gerardo Trujano Velásquez y Laura Acero Angarita

Marzo 2019

Una colaboración de la Facultad de Estudios Globales de la Universidad Anáhuac México

Uno de los principales temas de la campaña electoral de Estados Unidos de 2016 fue el de la deuda que actualmente tiene el país. Durante su campaña, Donald J. Trump acusó en varias ocasiones al gobierno de Barack Obama de provocar el incremento exponencial de la deuda del país. Si bien es cierto que la deuda de Estados Unidos creció durante el gobierno de Obama, en realidad, eran exageradas las declaraciones de Trump ya que el endeudamiento estaba muy lejos de ser «el más grande de la historia», como aseguraba el magnate. Paradójicamente, el gobierno de Trump no ha impulsado políticas para reducir la deuda, sino que, por el contrario, se ha incrementado en alrededor de 2 billones de dólares en solo 2 años.

A principios de 2019, la deuda de Estados Unidos era de alrededor de 21 billones de dólares, lo que representa 107% de su PIB. Esto quiere decir que Estados Unidos debe 7% más de lo que produce en todo un año. El tema de la deuda se hizo más fuerte durante la campaña e influyó para que la perspectiva sobre tener deuda fuera negativa. Sin embargo, el endeudamiento de un país es necesario para su funcionamiento, ya que esto se hace con la intención de financiar los proyectos de un año fiscal. El problema es cuando hay un crecimiento acelerado e inconsciente de la deuda y no hay políticas que ayuden a reducirla.

La deuda: ¿buena o mala?

En Estados Unidos hay dos visiones acerca de la deuda y cómo se debe actuar para reducirla. La primera es la visión liberal demócrata que cree que la deuda es un problema de largo plazo y no es un tema que se deba atender de inmediato, por lo que hacen políticas para reducir su deuda con base en los incrementos de impuestos a la población y a empresas para que haya un incremento en los ingresos gubernamentales, y así financiar la deuda paulatinamente. Por otro lado, la visión conservadora republicana es diferente porque ellos sostienen que la deuda es una amenaza inmediata para la economía estadounidense y se debe hacer frente al problema lo más rápido posible. Según los republicanos, la forma más efectiva para disminuir la deuda es reducir el gasto gubernamental mediante recortes de presupuesto y de programas sociales para obtener un balance presupuestal en el gobierno. Este debate se ha dado por años y se puede observar en las políticas de cada presidente de Estados Unidos y su relación con la deuda del país.

Desde la década de 1960, la deuda estadounidense empezó a crecer sostenidamente sin que hubiera políticas para reducirla, lo que contrasta con el manejo que se tenía antes de la Segunda Guerra Mundial. Esto se explica por la combinación entre el incremento del gasto público y las menores tasas impositivas, que se ha traducido en menores ingresos del gobierno y más endeudamiento. El periodo presidencial de Ronald Reagan es el más representativo de este fenómeno, ya que el Presidente decidió disminuir el impuesto sobre la renta a las empresas para incentivar el crecimiento económico, al mismo tiempo que aumentó el gasto público dirigido a las fuerzas armadas. Al analizar estas acciones, se puede observar que la deuda de Estados Unidos creció tres veces más. Sin embargo, los presidentes que sucedieron a Reagan tampoco aplicaron políticas para disminuir la deuda y, por esto, la deuda no ha podido disminuir en los últimos 60 años.

Endeudamiento en el gobierno de Obama

Más cercano en el tiempo, conviene analizar lo sucedido con la deuda de Estados Unidos durante el gobierno de Obama. Las fuentes oficiales muestran que la deuda incrementó alrededor de 75%, debido principalmente a la crisis de 2008 y a las políticas sociales de su gobierno. Cuando Obama llegó a la presidencia en 2009, la economía se encontraba en terribles condiciones, los bancos y las empresas más importantes del país se habían declarado en bancarrota, el desempleo había aumentado 4% más desde 2008 y la bolsa de valores de Nueva York había colapsado. Ante semejante panorama, el presidente Obama decidió lanzar la Ley de Recuperación y Reinversión de Estados Unidos y seguir con el Troubled Asset Relief Program (TARP), que había sido propuesto por el presidente George W. Bush. La aplicación de ambos programas significó que el gobierno estadounidense gastara más de un billón de dólares, cantidad que solo podía ser cubierta mediante endeudamiento. Durante los 2 primeros años de la crisis, la deuda estadounidense paso de 10.2 billones de dólares en 2008 a 13.5 billones de dólares en 2010.

Desde la década de 1960, la deuda estadounidense empezó a crecer sostenidamente sin que hubiera políticas para reducirla, lo que contrasta con el manejo que se tenía antes de la Segunda Guerra Mundial.

Además, una de las propuestas de Obama fue otorgar un sistema de salud gratuito para todos los ciudadanos estadounidenses, este programa se creó en 2010 y se llamó Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, mejor conocido como Obamacare. Para 2014, 95% de la población con estatus legal en Estados Unidos estaba cubierta por este seguro popular. Desde entonces, el gobierno estadounidense ha gastado alrededor de 940 mil millones de dólares del presupuesto federal en este programa, esto también impactó al endeudamiento estadounidense, ya que el gobierno por sí solo no podía cubrir todo el gasto que significaba el sistema de salud. Este tema también fue duramente atacado en la campaña electoral de 2016.

Endeudamiento en el gobierno de Trump

Durante la campaña electoral de 2016, Trump se aprovechó de los errores de las políticas de Obama para criticar y posteriormente obtener los votos necesarios para ganar la presidencia. El discurso de Trump estaba dirigido a exagerar el tema de la deuda estadounidense, al argumentar que el gobierno de Obama había sido prácticamente el peor de toda la historia estadounidense, por lo que una de sus propuestas principales de campaña era disminuir la deuda durante los siguientes 8 años. Sin embargo, al revisar las políticas y las acciones llevadas a cabo por Trump en los 2 primeros años de su gobierno, resulta que la deuda ha crecido 15% más y, una vez más, no se observa una preocupación por disminuirla.

Durante su campaña, Trump prometió un crecimiento económico anual de 6% para conseguir los suficientes ingresos para el gobierno y así disminuir la deuda. La realidad es que desde que asumió la presidencia el crecimiento anual ha sido de alrededor de 4%, que no está nada mal, pero sí por debajo de lo prometido. Además, la estrategia de Trump es la misma que usó Reagan en su presidencia: recortar los impuestos para generar más ingresos y disminuir el desempleo. Lo que se observa es que Trump ha cumplido ambas propuestas: disminuyó los impuestos de 35% a 21% y el desempleo bajó de 5% en 2016 a 4% a finales de 2018.

El entonces candidato también prometió eliminar los gastos gubernamentales que considera «innecesarios», pero eso podría ser contraproducente porque si recortara los programas sociales significaría perder los votos de las personas beneficiadas por dichos programas. Actualmente, los programas que mayormente impactan en la deuda son los de la Seguridad Social, Medicare y Medicaid, más el pago de los intereses por el servicio de la deuda. Además, Trump decidió aumentar el gasto militar en 40 billones de dólares y sigue buscando cómo financiar el muro que pretende construir en la frontera con México. Esto demuestra que reducir la deuda no es precisamente su prioridad.

Importancia y riesgo de la deuda estadounidense

El tema de la deuda de Estados Unidos es importante porque se trata de la principal economía del mundo, que nunca ha dejado de pagar su deuda. Además de que el dólar estadounidense ocupa el lugar central en el sistema de cambios internacional por la forma en que se estructuró la economía al término de la Segunda Guerra Mundial -y con mayor énfasis después del abandono de Bretton Woods en la década de 1970-, lo que la convierte en la divisa más codiciada del mundo. La gran demanda que hay por el dólar ha ayudado a Estados Unidos a financiar su deuda y, por ser una demanda estable, los bancos centrales están dispuestos a prestar dinero a Estados Unidos a tasas de interés más bajas. Sin embargo, una crisis de deuda en ese país significaría que los inversionistas perdieran la confianza en Estados Unidos y una posible debacle del dólar.

La deuda externa de Estados Unidos se considera uno de los mayores riesgos mundiales en 2019.

La deuda externa de Estados Unidos se considera uno de los mayores riesgos mundiales en 2019. Un factor importante que se debe tomar en cuenta es que China posee más de un billón de dólares en Bonos del Tesoro estadounidense, lo que representa 28% de la deuda externa de Estados Unidos y genera desconfianza en la opinión pública porque piensan que China podría influir en la política del país norteamericano si decidiera ejercer presión con el argumento de cobrar los bonos de deuda en su poder.

Por otro lado, muchos piensan que la deuda de Estados Unidos no es un problema real porque, aunque la deuda estadounidense es muy grande, el país tiene los recursos para pagar y su capacidad productiva puede sustentar toda la deuda contraída. Otros confían en que Washington puede incrementar la impresión de dólares para pagar la deuda (fenómeno conocido como señoreaje del dólar), lo único malo de este último recurso es que generaría una hiperinflación en Estados Unidos y se perdería la confianza en el país.

Finalmente, en 2018, el Fondo Monetario Internacional advirtió que la deuda de Estados Unidos es insostenible y que habrá una gran inflación por las políticas fiscales que se han presentado para dar estímulo a la economía. Es preocupante observar que la deuda estadounidense crece cada vez más, lo que pone en riesgo no solo a esa economía sino también a economías, como la mexicana o la canadiense, estrechamente vinculadas a Estados Unidos.

GERARDO TRUJANO VELÁSQUEZ es maestro en Desarrollo Urbano por El Colegio de México y especialista en Estudios Avanzados en Intervención Pública y Economía Regional por la Universidad del País Vasco. Actualmente es coordinador académico del área de Economía en la Facultad de Estudios Globales en la Universidad Anáhuac, México. Es articulista de análisis económico internacional. Sígalo en Twitter en @gtrujano64. LAURA ACERO ANGARITA es estudiante de octavo semestre de la licenciatura en Relaciones Internacionales de la Facultad de Estudios Globales de la Universidad Anáhuac, México. Tiene interés en temas económicos internacionales y de Estados Unidos. Sígala en Twitter en @LauA0.

Tags:, , ,

13 Responses to El problema de la deuda de Estados Unidos

  1. Alessandro Hernández dice:

    Me pareció muy interesante y bien elaborado. Felicito principalmente a Laura que es a quien conozco y estoy seguro será muy exitosa en el futuro

    • Ramírez dice:

      Muy buen reportaje, pero el seguro no es gratuito solamente es de bajo costo (para algunos) grasias a Trump ya no cobran la multa por no tener ese seguro que algunos ayudo y otros nos afecto.

  2. Mauricio Acero Cadena dice:

    Me siento muy orgulloso de Laura Acero Angarita. Por que a su corta edad. Ve y reflexiona sobre temas políticos y administrativos con mucha atinacion, propiedad y responsabilidad. Ver temas como estos no es fácil cuando el entorno merodea la mentira y la falsedad de un político sumamente enredado en hipocresía. Finalmente felicitó a Laura por su escrito. El cual en torna con mucho criterio y lo expone con mucha autenticidad.

  3. Helmer Valencia Murillo. dice:

    Urgente. Este es el gran problema económico mundial que tiene a muchos corruptos en tener a los Estados Unidos rendido a sus pies pero se olvida que esto con lleva a una responsabilidad de donde obtuvo esos billones de dólares para contrarrestar tal problema economico fiscal. Asabiendas que las demandas judiciales – administrativas tienen el poder de dejar libre a los paises de tales hueco economico.

  4. Russ dice:

    Falto mencionar la palabra Neoliberalismo en el apartado de Reagan; proyecto politico y economico de magnitud historica, que precisamente hoy, ha 39 anos de su implementacion, pone de cabeza a EU. Buen articulo.

    • Sebastian dice:

      No es Neoliberalismo ya que ese termino no existe y el termino liberalismo habla de que la deuda es una de los peores actos contra el individuo que existe que para no recurrir no hay que gastar mas de los recursos que se tiene.
      Algo que ningun socialista jamas entendio y Reagan tampoco a pesar de no ser socialista es un problema humano y de irresponsabilidad mas que ideologico…
      Y nose que te preocupa si la inflacion y los fenomenos monetarios que aca explican no existen en los fundamentos socialistas y keynesianos.

  5. […] Gerardo Trujano Velásquez y Laura Acero Angarita, «El problema de la deuda de Estados Unidos,» Foreign Affairs Latinoamerica, (2019), fecha de acceso: Junio 03, 2019, https://revistafal.com/el-problema-de-la-deuda-de-estados-unidos/ […]

  6. […] y Laura Acero Angarita, académicos de la Facultad de Estudios Globales de la Universidad Anáhuac en un artículo para Foreing Affairs Latinoamérica. Las rebajas fiscales de la administración Trump, sobre todo para las empresas, y […]

  7. […] mundo está bien financieramente? No, hasta las grandes potencias como Estados Unidos y el Reino Unido (UK) manejan una deuda pública que afecta sus economías gravemente, no obstante, […]

  8. […] los pequeños inversores están preocupados por la falta de medidas económicas para resolver el problema de la enorme deuda de EE.UU. […]

  9. Buena nota bien explicado vivo en usa y desde que llegó Obama al poder me cobran más impuestos hasta hoy en día entonces donde se va ese dinero

  10. […] tampoco ha controlado el endeudamiento externo, el cual ha crecido a razón de 500 mil millones de dólares cada uno de los dos primeros años de su administración, ni ha reducido el déficit comercial […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…