El electorado latino y el senador Marco Rubio

25 junio, 2015 • Artículos, Norteamérica, Portada, Regiones • Vistas: 1686

Kevin Lamarque / Reuters

Kevin Lamarque / Reuters

avatarDefault Raul Martinez  

Junio 2015

Marco Rubio, hijo de inmigrantes con un español fluido, tiene los conocimientos necesarios para ganarse el apoyo del electorado latino. Sin embargo, el Senador se está enfrentando a una batalla cuesta arriba para obtener su voto. La migración, el tema más importante para muchos de los votantes latinos, ha sido el talón de Aquiles de Rubio. Si el Senador quiere ganarse el apoyo de este importante sector en las elecciones presidenciales de 2016 tendrá que sacar adelante una reforma migratoria integral tal como pretendía hacerlo en 2013, cuando formaba parte de la “banda de los ocho”. Varios republicanos y demócratas piensan que el vencedor de las elecciones presidenciales en 2016 tendrá que llevarse más del 40% del voto latino y, de ser capaz de introducir una reforma migratoria integral que incluya un camino hacia la ciudadanía, Rubio probablemente lo logrará.

En ese sentido, Rubio solo ganará el voto latino en 2016 si propone una reforma migratoria comprensiva y bien pensada. En caso de no hacerlo, el voto latino favorecerá al Partido Demócrata. Hay dos problemas grandes con su propuesta. Para empezar, él no apoya la acción ejecutiva del presidente Barack Obama sobre inmigración y, si en este momento decide apoyar una reforma migratoria, el Tea Party dejará de brindarle su apoyo y buscará a otro candidato para la presidencia durante las elecciones primarias. El senador Rubio necesita avanzar con su estrategia inteligentemente. Primero debe asegurar su lugar como candidato presidencial del Partido Republicano en la elección primaria de 2016 y luego tiene que proponer una reforma migratoria integral con el fin de asegurar el voto latino. La base republicana, incluyendo a su sector más conservador, en ese momento no tendrá más remedio que votar por él.

The Hispanic Blog

The Hispanic Blog

Muchos votantes latinos ven a la acción ejecutiva de Obama como el primer paso hacia una reforma migratoria integral y Rubio no se presenta como un promotor de la misma. De hecho, el Senador ve a la acción ejecutiva del Presidente como un intento de rescatar su imagen ante una promesa que desde hace mucho tiempo había quedado pendiente para los votantes latinos. El anuncio de la acción se produjo apenas días después de las elecciones intermedias de 2014, una elección que vio a muchos demócratas perder sus escaños debido al escaso apoyo electoral para el líder de su partido.

En 2008, el presidente Obama se comprometió a abordar la reforma migratoria durante los primeros 100 días de su presidencia. Después de 6 años, solo ha podido entregar una orden ejecutiva presidencial por la deportación diferida de ciertas personas indocumentadas. A pesar incumplir su promesa, esta política de concesión parece favorecer al presidente Obama. Rubio cree que esta medida resulta insuficiente y espera conseguir una reforma migratoria que esté a la altura en el Congreso. Si es elegido presidente, puede llegar a tener el capital político para hacerlo. Los votantes latinos necesitan una solución real y un camino a la ciudadanía. El senador Rubio es totalmente capaz de aprobar una legislación en el Congreso si tiene el valor de aguantar una paliza de los medios orquestada por el Tea Party.

Expectativas de la comunidad latina sobre Rubio

Si Rubio gana la elección presidencial de 2016 es probable que gaste una gran parte de su capital político en aprobar una reforma migratoria integral y en derogar la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (PPACA). Si tiene éxito en su candidatura presidencial será porque ganó el voto latino y, si quiere que su presidencia se prolongue por otro mandato, entonces tendrá que cumplir las promesas que haga.

La reforma migratoria es el gran boleto para ganarse al electorado latino, pero el cuidado de la salud también desempeñará un papel importante en las elecciones de 2016. El número de latinos que gozan de cuidado a su salud en Estados Unidos ha aumentado en un 12% gracias a PPACA y los votantes latinos no van a apoyar los intentos del senador Rubio para derogarla. Sin embargo, está consciente de que esta ley puede tener severas consecuencias fiscales que la hacen insostenibles.

El senador Rubio propone una solución de tres pasos para sustituir PPACA. Primero, se debe proporcionar un crédito tributario reembolsable que los estadounidenses puedan utilizar para comprar un seguro de salud. Además, resulta necesario reformar las regulaciones de seguros para fomentar la innovación. Finalmente, propone convertir a Medicaid en un sistema individualizado mientras se lleva hacia un régimen de competencia en el que los ciudadanos de la tercera edad sean libres de elegirlo.

Getty Images

Getty Images

El tema sobre el seguro de salud y el voto latino podría ser aún más complejo que la inmigración. Es sabido que Rubio es al menos capaz de aprobar una reforma migratoria integral en el Congreso debido a su experiencia como senador. Sin embargo, lo último que un votante latino quiere oír es que sus primas de seguro de salud están a punto de encarecerse. Si Rubio quiere mantener el voto latino después de ganar las elecciones presidenciales de 2016, tendrá que encontrar una manera de evitarlo.

Existe una certeza: de llegar Rubio a la Casa Blanca, entonces tendrá que encontrar alguna forma en la que pueda aprobar una reforma migratoria comprehensiva dentro de sus primeros 100 días en el poder para demostrar su buena fe con el electorado latino. Además, tendrá que ingeniárselas para mantener a los votantes latinos asegurados a un precio asequible.

 

Rubio y Latinoamérica

Como respuesta a la Cumbre de las Américas de 2014, Rubio escribió un artículo en la revista National Review instando al presidente Obama a hablar con claridad moral sobre las amenazas a los derechos humanos que existen en Latinoamérica, a promover alianzas de libre comercio y de seguridad y a generar esperanza de que la Cumbre no es dominada por dictadores. Obama pareció ir por el camino opuesto.

Es bien sabido que muchos cubanoestadounidenses llegaron a Estados Unidos con el fin de escapar del comunismo y de un régimen opresivo. Recientemente, el senador Rubio se ha manifestado en contra del nuevo acercamiento de Obama hacia Cuba y ha criticado al Presidente por hacer concesiones sin obtener nada a cambio. Incluso, Rubio fue más allá al afirmar que el gobierno de Cuba sigue siendo un enemigo de Estados Unidos y que las malas políticas de Obama consisten en simplemente dar dinero que va directamente hacia un país comunista controlado por un dictador que ha trabajado activamente en contra del interés de Estados Unidos. Rubio no perderá el voto cubanoestadounidense debido a sus críticas contra las concesiones del presidente Obama hacia la isla porque la mayoría de los cubanos comprenden que Cuba es un país pobre, donde el comunismo le ha fallado a su gente y permitió que un dictador oprimiera los derechos humanos constantemente.

Sin embargo, lo que más favorecerá a Rubio frente a los votantes latinos es la manera en que se gesta la reforma migratoria y su sincronización. Si Rubio asegura la candidatura republicana a la presidencia en las elecciones primarias de 2016, de manera casi inmediata va a tener que dar a conocer su plan para concretar la reforma integral con el fin de asegurar el voto latino. La elección de 2016 puede depender en buena medida del creciente voto latino en Estados Unidos y, sin duda, la orientación del voto de los latinos dependerá de la reforma migratoria.

RAUL MARTINEZ es licenciado en Economía y Ciencia Política por la University of California, en Santa Bárbara. Actualmente cursa una maestría en Política Pública en la University of Southern California. Es profesor de matemáticas en la Teach for America en Los Ángeles.

 

Tags:, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…