Protección consular mexicana

12 enero, 2016 • Reseñas • Vistas: 1894

avatarDefault  Andrea Ochoa

.

Protección consular mexicana, Daniel Hernández Joseph, México, Porrúa, 2015, 288 pp., MX$390.00.

Es evidente que la demanda de la actividad consular se ha incrementado en los últimos años no solo en México, sino en el mundo entero, como resultado de la migración económica, el turismo, el comercio internacional, la globalización, la reducción de costos de transporte y la revolución de los medios de comunicación. A pesar de la relevancia que tiene la actividad consular que realizan los miembros del Servicio Exterior Mexicano, es poco común reflexionar sobre el tema cuando se habla acerca de la diplomacia mexicana. Más aún, cabría decir que para la mayor parte de los estudiantes de Relaciones Internacionales en el país, la práctica consular es un tema en el que no se profundiza.

Ahora bien, si consideramos que más de la mitad de los docentes del Servicio Exterior Mexicano se dedican a actividades consulares, podemos comprender la ironía de la situación. Son pocos los países que cuentan con una política de protección consular tan intensa como la de México y, sin embargo, faltan estudios y seguimiento sobre la materia.

Por ello, Daniel Hernández Joseph, actual Cónsul General de México en Boston, publica su obra Protección consular mexicana, en la que hace un repaso histórico, dividido en seis capítulos, de la actividad consular en el país: su inicio, su práctica y sus proyecciones a futuro. El autor, que tiene más de 20 años de carrera diplomática, aprovecha su experiencia para analizar los retos que enfrenta actualmente la labor consular de México ante la realidad de los doce millones de mexicanos en el exterior.

Entre otras cosas, el autor se cuestiona cómo es que México ha consolidado la defensa consular en el contexto internacional. ¿Cuáles son las características que le han permitido proteger a millones de mexicanos pese a la limitación de recursos? ¿Es el crecimiento exponencial de la población mexicana en el exterior, específicamente en Estados Unidos, lo que ha llevado a esta situación?

El apoyo que brinda el Estado mexicano a sus nacionales en el extranjero está fundado, ante todo, en la defensa de los derechos y de la dignidad humana. Por otro lado, aunque se reconoce a la Secretaría de Relaciones Exteriores como el pilar de la vinculación y la actividad consular, es cierto que organizaciones de la sociedad civil, instituciones privadas y otras entidades gubernamentales participan cada vez más en la protección de los mexicanos.

Para facilitar el estudio del tema, el autor explica y distingue conceptos como los de protección consular, protección diplomática y asistencia consular. A continuación, narra el origen de la protección consular, que data del siglo XIX, y describe sus etapas hasta llegar a la actualidad. Aborda los alcances y los límites de la labor consular en la práctica, así como las políticas y estrategias utilizadas. Finalmente, hace un breve recuento de la protección consular en otros países, para concluir con los retos sobre la métrica del desempeño y racionalización del uso de recursos.

A pesar del ambiente de hostilidad hacia los inmigrantes indocumentados, México ha fortalecido el diálogo con otros Estados en foros regionales y multilaterales y ha conseguido una legislación migratoria más humana en la mayoría de los casos. La protección consular mexicana se ha fortalecido en las últimas décadas, al contribuir al Derecho internacional y modernizar la asistencia consular.

Como afirma Hernández Joseph, México es un caso peculiar, ya que la protección de la población migrante vulnerable va más allá de los intereses económicos y comerciales nacionales. La protección consular de los mexicanos en el mundo es un eje prioritario de nuestra política exterior y un referente en el contexto internacional.

4 Responses to Protección consular mexicana

  1. RUBEN C. dice:

    Gran reseña felicitaciones y un pregunta ¿donde puedo conseguir el libro?

  2. Josè Luis Paredes Hdez. dice:

    Felicidades al Emb Hernandez, y si la protecciòn consular es una de las pricipales labores de la cancilleria, su servidor Josè Luis Paredes Hernández, 37 años en el SEM, de los cuales 29 en consular, primero como canciller del servicio exterior, y casi siempre como encargado del departamento de protecciòn, Chicago, Ill., San Bernardino, Calif, Seatle, wash., Monterrey, N. L. Adreditado como vice cònsul en Helsinki, Finlandia y acreditado como cònsul en Nueva Delhi, India, como encargado de las secciones consulares de esas 2 Embajadas, en todas las adscripciones hice grades acciones en protcciòn de nuestros connacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…