Neoconservatives in U.S. Foreign Policy under Ronald Reagan and George W. Bush

1 julio, 2012 • Reseñas • Vistas: 579

avatarDefault Ana Velasco

.

Neoconservatives in U.S. Foreign Policy under Ronald Reagan and George W. Bush, Jesús Velasco, Estados Unidos, Woodrow Wilson Center Press, 2010, 279 pp., US$55.00.

Las elecciones presidenciales de 2012 plantean interesantes preguntas sobre el futuro de la política exterior de Estados Unidos. ¿Cuáles son los intereses y las ideas que tendrán más impacto en su diseño? ¿Cuáles serán las respuestas de Washington a los cambios en el tablero mundial? Para responder a estas preguntas, resulta indispensable estudiar con detalle las fuerzas que han impulsado en años recientes las decisiones de Washington. Uno de los grupos que más impacto ha tenido en los últimos 30 años es el de los neoconservadores, especialmente durante los gobiernos de Ronald Reagan y de George W. Bush. Su despliegue de influencia fue especialmente importante luego de los atentados del 11-S.

Velasco hace un detallado estudio del neoconservadurismo con el apoyo de un marco analítico claro y una interesante descripción de las personalidades que llevan esta bandera. El neoconservadurismo sigue siendo la ideología más popular en Estados Unidos, y su trayectoria apuesta por mantener viva una visión de la política exterior que supera a una administración en particular. Su estrategia se basa en el desarrollo constante de ideas y en la creación de un ambiente intelectual que impulse la puesta en marcha de ciertas políticas cuando encuentren un electorado y un líder dispuestos a llevarlas a cabo.

El análisis empieza con una propuesta para definir a un neoconservador. Para ello recurre al trazado histórico de las generaciones que se han identificado con esta corriente. Velasco identifica a una comunidad intelectual que se nutre del intercambio de ideas y proyectos similares, más que a un grupo bien integrado. Más adelante, explora los cimientos institucionales que sostienen esta ideología y cómo éstos le permiten sumarse a los objetivos de algún gobierno en particular cuando se cumplen las condiciones. A continuación, se centra en el análisis del impacto de los neoconservadores en la política exterior de Ronald Reagan, empezando por el viraje en el enfoque hacia los derechos humanos, influido especialmente por Jeane Kirkpatrick. En este punto, Velasco se detiene a investigar qué hay detrás de los argumentos de Kirkpatrick —al igual que hace con otros personajes a lo largo del libro— y aporta una perspectiva sumamente valiosa para matizar y profundizar en la fotografía de esta corriente.

Finalmente, el análisis se vuelca en la segunda generación de neoconservadores y en sus contrastes con respecto a la primera generación. Desde sus acercamientos con el nuevo gobierno republicano al mando de George W. Bush y los atentados del 11-S, hasta su declive por los resultados de la guerra en Iraq, este movimiento marcó una de las décadas más importantes en la política exterior estadounidense, cuyas consecuencias siguen siendo tema prioritario para el actual Presidente.

Sin duda, Neoconservatives in U.S. Foreign Policy under Ronald Reagan and George W. Bush resulta una lectura obligada y útil para la comprensión de la formulación de las relaciones exteriores de Estados Unidos a finales del siglo XX y la primera década del XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…