Orgullo y prejuicios. Reputación e imagen de México

11 Enero, 2017 • Reseñas • Vistas: 769

.

Orgullo y prejuicios. Reputación e imagen de México, LEONARDO CURZIO, México, CISAN-Miguel Ángel Porrúa, 2016, 148 pp., MX$220.00.

avatarDefault   Karla D. González Esquinca

Las elecciones de 2016 en Estados Unidos dejaron al mundo en la incertidumbre sobre qué sucederá con las relaciones bilaterales y con el sistema internacional. En especial, la relación de México con Estados Unidos es de gran importancia por la extensa frontera que comparten y por sus fuertes relaciones comerciales y la estrecha vinculación de sus economías. Desde las campañas electorales, ya los analistas daban cuenta de lo peligroso que podía ser Donald Trump en la presidencia y de las consecuencias de sus discursos y su apelación a sentimientos xenófobos y racistas. Ante este panorama, resulta obligado que México tome cartas en el asunto y proyecte ante los estadounidenses y ante el mundo entero lo que realmente es. En Orgullo y prejuicios. Reputación e imagen de México, Leonardo Curzio analiza la imagen y la reputación de México mediante estadísticas, datos sólidos, ejemplos históricos y comparaciones con otros países. El autor hace propuestas que deberían ser consideradas para mejorar la percepción que se tiene de México en el mundo.

¿En qué falla México? El autor hace un recuento del deterioro de la reputación de México y recalca la mala imagen que causó al país la constante lucha contra el narcotráfico encabezada por Felipe Calderón. Explica que en esa época el tema principal referente a México en los medios internacionales era la situación de inseguridad que se vivía en el país, pues además, el combate al tráfico de drogas aparecía constantemente en los discursos del entonces Presidente. Aunado a eso, la crisis sanitaria del virus ah1n1 lastimó también la imagen de México, y el número de turistas se redujo considerablemente. El tema de la inseguridad ha afectado la imagen y la reputación del país, pero lo mismo ha ocurrido con la percepción de un gobierno corrupto con el que no siempre es fácil que los extranjeros hagan negocios, pues las relaciones de compadrazgo benefician a la élite económica, que tiene relaciones estrechas con los políticos y los tomadores de decisiones. México también debe mejorar la poca credibilidad que tiene con respecto a su manejo de la frontera, así como reducir la desigualdad en el país. Curzio refiere que con la llegada de Enrique Peña Nieto al poder, la percepción de México empezó a mejorar y registró en 2014 un balance de opiniones de 20, que en 2013 había sido de –2, según datos de Gallup. En parte, esto se debió a que se optó por minimizar el tema de seguridad en los discursos. De la misma manera, el presidente Peña era percibido por algunos medios de comunicación como el gran reformista y “salvador de México”. Sin embargo, sucesos como la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán y la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa volvieron a deteriorar la credibilidad del gobierno.

Con el triunfo de Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, es necesario que el gobierno mexicano tenga un plan de acción para reparar los daños causados por sus declaraciones. El autor propone adoptar una narrativa diferente de lo que se dice de México por medio de una cobertura periodística favorable, desplegar una diplomacia pública que incluya a más actores para que haya una mejor comprensión de la realidad mexicana, elevar la capacidad de influir del país en el exterior y aumentar las posibilidades de captar lo que se dice de México en el mundo. Internamente, nuestro país puede avanzar en aspectos que ayudarían a mejorar la percepción que proyecta en el exterior, como reforzar el control en la frontera, incrementar el contacto con las diásporas para que tengan un sentimiento de cercanía con México, solucionar el problema de la impunidad, modernizar la infraestructura, tender una red ferroviaria eficiente, dar a conocer los beneficios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y otros.

Orgullo y prejuicios es un libro de actualidad, dado el tema que aborda. El autor explica la importancia que tienen la imagen y la reputación del país, y ofrece propuestas para mejorar el poder blando de México. Ante el panorama internacional de abundantes comentarios racistas en contra de nuestros compatriotas, los políticos deben actuar y reforzar la imagen de lo que México realmente es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…