Opinión: El Islam es lo peor que nos ha pasado a los árabes

5 noviembre, 2014 • Medio Oriente, Opinión, Portada, Regiones • Vistas: 8353

avatarDefaultMaruan Soto Antaki

Noviembre 2014

Hemos olvidado a todos mares que la tolerancia de la que tanto hablamos —aquella necesaria para cualquier tipo de convivencia— pide rechazar muchas cosas. La tolerancia obliga a la intolerancia hacia las ideas o actitudes que son inaceptables, diría el filósofo en búsqueda de discusión.

Nada más políticamente incorrecto que decir que las religiones hacen daño. A vivir con ello. Más de uno podría considerar inadmisible tal declaración. Sin embargo, de andar caminando por Europa durante la Edad Media, al cadalso me habrían enviado por mi opinión del catolicismo cuando pusiera en duda las supersticiones a las que todos se encomendaban. Si un cura del siglo XVI me escuchara en la Nueva España, la Inquisición no tendría cargos suficientes para condenarme por lo que hubiera dicho.

Cuando intentamos verle lo positivo a todas las creencias, me sale lo blasfemo con el Islam y no faltará quien insista que debo diferenciar a los “buenos” de los “yihadistas”. En lo simple tendrá razón, pero no es eso a lo que me refiero. Si bien el tiempo permite modificar las percepciones, lo que un día fue bueno a la mañana siguiente se transforma en un suplicio y así aparece la crueldad y la infamia. En el siglo VII del calendario de Occidente, el Corán fue un factor de unificación. Hoy, a la distancia, me atrevo a decir —con cierto dolor— que el Islam ha sido lo peor que nos ha pasado a los árabes y a nuestro mundo.

Los árabes no somos los imanes fanáticos, tampoco Hamas, Al Qaeda ni el Estado Islámico de Irak y Siria, menos los burdos represores de derechos humanos que obligan el uso del burka, los matrimonios forzados y las guerras en nombre de Dios como si fuéramos cruzados. Los árabes no somos ellos, pero hay algo en el pensamiento de aquellos que decapitan y hablan de califatos que invade nuestra memoria.

Buscar la explicación de nuestras sociedades y condiciones desde la investigación política, las aulas de los internacionalistas, el petróleo y los llamados divinos tendrá las limitaciones de la temporalidad. A los árabes de las noticias hay que entenderlos a partir de la antropología y la lingüística.

Ninguna otra entidad se debe tanto a la palabra. Los árabes somos de distintas razas: antes del Profeta Mahoma no éramos sino tribus (algo nada peyorativo), una estructura social superior a la del clan pero inferior a la del Estado. A los árabes no nos unen los rasgos, ni siquiera las creencias; para entender quiénes somos se debe prestar atención al lenguaje.

Cuando Mahoma viajó de La Meca a Medina, hablábamos de forma parecida, pero no teníamos una lengua y usábamos los dialectos arábigos de la época. Por lo práctico de lo arbitrario, uno de ellos —el Hijaz— fue usado para darle al Corán su carácter literario. Con su transcripción, nos hicimos grupo y nos identificamos como hermanos. Fuimos árabes gracias al lenguaje que se usó para escribir un compendio de reglas. Este libro determinaría la personalidad de nuestras sociedades. Por eso, el Islam y el arabismo están ligados, incluso sobre las doctrinas, al punto en que judíos, cristianos y no creyentes de esta zona del mundo tenemos sin coincidencia religiosa, una inmensa carga de cultura islámica, de cultura árabe. El lenguaje del Corán se llamó el lugha y con él nos entendimos en los distintos países sin la necesidad de recitar los versos de Mahoma.

El mayor grado de desarrollo intelectual se ha logrado con el lenguaje, a partir de él inicia la hominización de nuestra especie. La palabra es logro de los humanos, salvo para los musulmanes. Los hablantes de las lenguas romances, las sajonas, las eslavas, las del subcontinente indio (con todo y sus problemas de miseria) son orgullosos del momento en que las señas, las pinturas y la tradición oral derivaron en la escritura. Para los creyentes, según cuenta el Corán, la palabra es un invento de Dios y él se las prestó. El pináculo del intelecto no es propio de nosotros. La religión robó el título de propiedad sobre la verbalización del pensamiento y en este punto —si bien empezaron los mayores avances en las matemáticas, se hizo la poesía y se dio el arte que llegó a España y construyó la Alhambra— vinieron los problemas.

Escuelapedia

Escuelapedia

Si el origen del idioma árabe es divino, entonces se pensó que la lengua era perfecta y que no tendría que adaptarse a los tiempos, pero lo hizo. A falta de vocablos se inventaron acentos que permitieron la creación de vocales cortas para la construcción de frases, acordes a la narrativa y los inventos de los nuevos siglos. ¿Qué somos sin esa necesidad y capacidad de adaptación?

Para entendernos a los árabes hay que entender nuestra relación con la lengua y por qué hoy, 14 siglos después del Profeta, un árabe de África del Norte habla distinto a un saudita o a un sirio. Nosotros tenemos dos idiomas que se hacen muchos. La limitación del árabe del Corán permitió la interpretación, como ocurre con cualquier otro aspecto axiomático de la vida. Si las reglas son precisas e inalterables, se les dará la vuelta para adecuarlas a su entorno. Así apareció la ammiya, el árabe cotidiano, con vocablos base del árabe clásico, pero con nuevas palabras que parten de la herencia local, de las injerencias de los conquistadores y de la espontaneidad. El árabe, como persona y lengua, son dos y ambos son sujetos de interpretación.

El Islam surgió como Estado y el Corán como su constitución. El Islam se transformó en método de gobierno y el Profeta en gobernador. La doctrina transformó al árabe en una lengua internacional, de religión primero y luego de civilización. “Hemos hecho de ustedes un pueblo intermediario para que lleven el testimonio a los hombres”, se escribe en los textos sagrados. Este grado de soberbia antropológica, originada por un lenguaje del que se desprende la unicidad de un pueblo, es responsable de nuestra debacle.

Se decía en mi casa que posiblemente, si no nos consideráramos el pueblo elegido, todos nuestros problemas se resolverían. No nos bastó con tener la lengua de Dios, quisimos también ser sus predilectos sobre el resto de los habitantes del mundo. Sin duda, este etnocentrismo se ha visto en otras civilizaciones, pero ninguna de ellas ha tenido tal volumen de población, por lo que quién se aventure a revisar su propia estirpe, tendrá la fortuna de hacerlo a partir de un universo menos extenso.

Esta visión nos permitió ignorar la literatura del mundo: “si no está escrita en nuestra lengua, no debe valer tanto la pena”. Por varios siglos, este convencimiento feroz evitó asomarnos a los demás. Y vinieron las paradojas.

En la primera década de 2000, durante una estancia en Damasco, un amigo sunita afirmó entre cafés y tés: “el Islam ha recuperado lo mejor de las religiones monoteístas que la precedieron, definimos la más renovada de las tres sin los errores de las anteriores”. Dicha afirmación tendrá de razón únicamente lo cronológico y supongo que a estas alturas del partido no habrá muchas discusiones al respecto, ya sea entre religiosos, agnósticos o ateos.

Los católicos hicieron suyos los textos judíos y encontraron en ellos sus propias certezas, crearon una narrativa acorde a sus necesidades. Luego vinieron los árabes y las coincidencias no tardaron en aparecer. Semejantes puntos de origen y mitos convergieron en las grandes doctrinas monoteístas del mundo. En todos los casos, el pensamiento filosófico contó con una serie de virtudes a lo largo de los tiempos. Incluso en estas fechas, no se me ocurre otro instrumento de coerción social más rápido que las religiones –ya vimos a Europa del Este hacer lo suyo con el comunismo del siglo XX–. Con ellas, se brinda a las poblaciones una estructura natural para organizarse en grupos y contar con una identidad, pero han pasado un par de miles de años desde las incipientes formas de cristianismo y unos siglos más para los judíos. A lo largo de la historia, tanto judíos como cristianos han recorrido una curva de aprendizaje que los ha llevado a adaptarse conforme el calendario avanza.

Global Conviction

Global Conviction

Salvo sus detractores naturales, se escucha al unísono cómo el Vaticano revisa sus estatutos para darle la bienvenida a diversos grupos. En el catolicismo, la condición de la mujer ha sido un asunto de reflexión, al punto en que solo se espera un momento de razón, como lo tuvieron en Inglaterra cuando los protestantes abrieron las puertas a los cargos religiosos para ambos géneros. Cada religión del mundo pasó por sus momentos de reestructuración. Para los cristianos comenzó desde el día en que sometieron a juicio la fecha de natividad en el Concilio de Nicea, convocado por Constantino hasta la aceptación de las bestialidades provocadas por el Santo Oficio. Solo a partir de estas reflexiones se ha podido establecer una conducta religiosa que se pueda desarrollar en un contexto particular y funcional en una sociedad que busca el laicismo de sus gobiernos, la tolerancia y la humanidad que no solo se refiere a nuestro número, también a las cualidades de quienes habitamos juntos.

En diversas regiones del mundo, los intentos para instaurar el Islam secular no han sido del todo fructíferos, como en Albania, Burkina Faso, Chad, Turquía, entre otros. En cambio, nos encontramos ante un proceso de revisión a la par de los movimientos ortodoxos, lo cual permite las interpretaciones fundamentalistas, como en la Edad Media.

Actualmente, el mundo no aceptaría de ninguna forma los tribunales eclesiásticos que operaron durante el oscurantismo católico, como no es capaz de aceptar el momento que el Islam vive hoy: su medioevo. No dudo que en 300 años podamos tener en todas latitudes una religión musulmana capaz de convivir con el mundo, pero tampoco creo que podamos esperar ese proceso de maduración que mi compañero sunita no contempló al emitir su dictamen sobre su condición como musulmán. Si el Islam quiere dejar de ser lo peor que nos ha pasado a quienes vemos nuestros hogares destruirse en nombre de Dios y transformarse en una doctrina donde la única discusión caiga en la disposición de las creencias, tiene que trabajar lo de unos siglos en un par de años. Eso no solo me parece imposible, sino que tampoco tenemos tiempo.

MARUAN SOTO ANTAKI es autor de las novelas Casa Damasco (Alfaguara, 2013) y La carta del verdugo (Alfaguara, 2014). Estudió cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica y ha vivido en Nicaragua, España, Libia, Siria y México. Colabora con distintos medios sobre temas relacionados con el Medio Oriente, cultura, filosofía y política internacional. Sígalo en Twitter en @_Maruan.

Tags:, , ,

8 Responses to Opinión: El Islam es lo peor que nos ha pasado a los árabes

  1. mahomasucks dice:

    Todo lo musulmán da un asco increible. Esa religión de odio y terror debería de estar prohibida. El qorán qu ees el libro del diablo, debería de estar prohibido por ser verdadera apología del terrorismo. Bsata ya de que nos impongan a esta bazofia moruna.

    • Hector8793 dice:

      amigo con esas palabras no das una opinión objetiva si no solo muestras y justificas tu odio hacia otras culturas sin entender bien lo escrito por el autor donde aceptaba los errores de el islam. no es necesario palabras de odio para criticar algo. un saludo

  2. Belle21 dice:

    Hace poco lo pensé, que la religión musulmana es una de las peores, ahora lo refuerzo con este artículo, me ha sido de mucha ayuda. No solo por su falta de concientización sobre los derechos humanos, sino por su poca interacción con el resto del mundo solo por creer que su lengua es divina, prestada por Dios, y solo por eso los haga diferentes al resto de los demás habitantes del mundo. Es imposible que en pocos años transformen una civilización , eso les tomará más de tres siglos, quizá.

  3. LEBSOUL dice:

    He vivido en paises arabes, soy catolica y cuando llegue a Casablanca la primera vez, en el aeropuerto me pidio el oficial que me quitara mi cruz, le dije que no lo haria y pedi hablar con su supervisor, me dieron mucho problema x dejarmela en el cuello pero al fin, no me la quite. Esta gente tienen una mente mezquina, retorcida, la ignorancia en estos paises abundan, y aquellos que quieren ser cristianos los castigan con la muerte, son extremistas, radicales y muy autoritarios, las mujeres son nada para ellos mas que reproducir hijos, cocinar y limpiar, y jamas quejarse, nunca pueden hablar o hacer ruido, no pueden usar tacos altos, ni pueden mostrar los brazos, ni su rostro, ni asomarse en las ventanas, y muchas de ellas son analfabetas, los hombres son los que toman desicion x ellas, si llegan a tener 40-45 anos se consideran ansianas, no pueden ir a hospitales solas, deben de ir con un hombre, sino las dejan morirse, el pero pasi de todos los que he estado a sido Saudi Araibia, la ignorancia abunda. Siento mucho x todas estas mujeres que son sometidas a abusos fisicos. El ISLAM es la peor religion del mundo!

  4. Jessica Vlla dice:

    Totalmente de acuerdo, pienso que el islam es lo peor que el mundo puede haber conocido, demasiada ignorancia, al interpretar de forma tan radical un libro como el coran, un libro lleno de odio contra la humanidad.

  5. Grover Jorge dice:

    Un día me puse a ver la naturaleza y me dije tanta hermosura tanta complejidad tantas leyes físicas y químicas sobre una naturaleza esto no puede ser producto de la casualidad y de la evolución como muchos piensan, existe una inteligencia superior en el espacio aquella inteligencia que realmente puede comprender el espacio infinito y esa inteligencia es Dios que nos dio la vida que nos hizo en el interior de una hermosa mujer que diseño nuestros ojos, nariz, boca en el lugar exacto para que tengamos la esencia de seres humanos.
    Pues dios creador no va a querer matar a sus hijos aunque se encuentren perdidos los busca para traerlos hacia el, dios es uno no solo esta en el cielo sino en todo lugar dios es el infinito.
    Pero quien es el verdadero dios?
    Para mi dios es el que ha revelado sucesos antes que ocurrieran es un profeta que dijo si te alejares de mi y mis estatutos que yo dejo delante de ti pues serás maldecido y vivirás con temor todos los días de tu vida porque te esparciré entre las naciones y serás burla de ellos.
    Para mi es un dios que dejó varios hechos históricos que a nadie le interesan porque creen que son fábulas pero ni siquiera se dignan a investigar sino sólo dicen es mentira.
    Los musulmanes realmente fueron bendecidos porque dios es justo y no son el pueblo elegido, el pueblo elegido es Israel el pueblo que sufrió el exilio el pueblo que sufrió el esparcimiento en las naciones ese es el pueblo elegido porque dios se los dijo desde muchos siglos antes de que ocurran sus desgracias, porque sabiendo que hay un solo dios que los saco de Egipto se apartaron de el sino no están convencidos investiguen la estela del faraón que es un relato egipcio del exodo desde el punto de vista del faraón y también investiguen sobre la playa de Nuneiwa y los hallazgos arqueológicos que encontraron allá dentro del mar pero se los digo que a nadie le interesa.
    Dios castiga porque es un Padre sino pregunten a los judíos por los casi 1900 años que estuvieron esparcidos.
    En estos tiempos en que vivimos las atrocidades del islam que nació por los años 600 de nuestra era el cual fue promovida por la iglesia católica y un sacerdote llamado Agustín me lleva muy claro a un versículo que Yahshua dijo ” aún viene la hora cuando cualquiera que os mate pensará que rinde servicio a Dios pero ni a mi ni al Padre conocerán” que bien encaja esa frase en nuestros tiempos donde terroristas te matan diciendo Ala Akbar o lo que significa que dios es maravilloso.
    Que interesante saber que Yahshua ha mashiaj dijo que nos odiaran por causa de su nombre esto ocurre a diario en el mundo pero que tristeza saber que aún debe ser derramada bastante sangre de cristianos hasta que Yahshua vuelva pero que podemos hacer solo esperar y por lo pronto ayudar a la gente que es perseguida y asesinada por causa de su fe.
    Pero que interesante leer en la Tanaj que dios reunirá a los esparcidos de juda de los cuatro confines de la tierra lo cual está ocurriendo en nuestros días ante la mirada de todos los países de la tierra, más interesante saber que dios dijo antes de su venida yo pongo a Jerusalén como brasero de fuego que hará temblar a todas las naciones de alrededor y que todas las naciones que se cargaren a Jerusalén serán despedazados no es claro ejemplo de lo que sucede hoy en día pero también expresa que yo pondré a los capitanes de juda como brasero de fuego que consumirá a diestra y a siniestra a todos los pueblos de alrededor y derramaré espíritu de gracias y de oración y miraran a mi Yahshua a quien traspasaron.
    El pueblo islámico ha sido confundido por ha satan quien los hizo despreciar a las mujeres como si fueran animales es tan ofensivo a la naturaleza humana el islam que expresa que persigan a los infieles hasta matarlos, el Corán o cantares es la peor blasfemia a la humanidad que no respeta ni a las niñas que son violadas porque están convencidos que deben obrar como Mahoma que se casó con una niña de 6 años y consumo el matrimonio a los 9 años, el Corán es obra de ha satan porque expresa que si se inmolan entre multitudes de judíos, cristianos o infieles ganarán el reino de Alá donde de 2 a 72 virgenes los estarán esperando en el paraíso por esto y por muchas cosas más el islam es la peor blasfemia que existe y pudo haber existido.
    Buscad la verdad con historia, profecía, testimonio e ingeniería pero buscadla ahora porque los tiempos se están acortando el islam va a crecer y crecer con más fuerza, Buscad la verdad aunque no por vosotros sino por vuestros hijos e hijas y seres queridos.
    Porque Yahweh es Dios y no hay otro y el es Yahshua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…