Culling the Masses: The Democratic Origins of Racist Immigration Policy in the Americas

1 octubre, 2014 • Asuntos globales, Latinoamérica, Norteamérica, Reseñas • Vistas: 2575

avatarDefault Tamara Velásquez Leiferman

.

Culling the Masses: The Democratic Origins of Racist Immigration Policy in the Americas, David Scott FitzGerald y David Cook-Martin, Boston, Harvard University Press, 2014, 512 pp., US$55.00.

En la actualidad se da por sentado que el racismo y la democracia son antitéticos. Bajo este supuesto, se esperaría que las políticas migratorias de los regímenes democráticos reflejaran una tendencia multicultural y un proceso de selección equitativo. Sin embargo, al realizar un repaso histórico con evidencias empíricas podemos ver que no siempre ha sido así, y entonces, FitzGerald y Cook-Martin se dan a la tarea de refutar ese supuesto. Con una metodología que llaman “tridimensional”, los autores hacen un detallado análisis histórico comparativo de las políticas migratorias de países americanos desde el siglo XVIII hasta la época actual. Se comparan específicamente los casos de Argentina, Brasil, Canadá, Cuba, Estados Unidos y México.

FitzGerald y Cook-Martin hacen un análisis que engloba tres dimensiones de estudio, las cuales toman elementos de distintos marcos teóricos. La primera es la temporal, es decir, cómo ha sido moldeada la política migratoria por los procesos históricos. La segunda es la dimensión vertical, la cual explora el efecto que han tenido los intereses de clase e ideología sobre las políticas migratorias. Finalmente, la dimensión horizontal se enfoca en los efectos del sistema internacional sobre los procesos migratorios.

Si bien a mediados del siglo XX Canadá y Estados Unidos iniciaron una transición hacia políticas migratorias más incluyentes, al menos en teoría, no fue un proceso orgánico, sino que respondió a transformaciones que ocurrieron primero en el tercer mundo. FitzGerald y Cook-Martin atribuyen esto al hecho de que a través de marcos institucionales internacionales y marcos cooperativos como la Conferencia de Bandung, los países en vías de desarrollo encontraron un mecanismo para presionar a Estados más poderosos y así retar y moldear las políticas públicas de aquellos. Sobre todo, los autores resaltan el importante papel que tuvieron los Estados de Latinoamérica en la construcción de dichos procesos.

Otro aspecto interesante que trata Culling the Masses es la manera en que se han formulado históricamente las políticas públicas migratorias a través de un lenguaje de exclusión implícito o explícito. Al privilegiar ciertas características o profesiones en un sistema migratorio, se favorece a ciertos grupos étnicos sobre otros, lo cual tiene sus orígenes en actitudes inherentemente racistas fundamentadas en la eugenesia. Los Estados aplicaron primero las políticas migratorias con criterios étnicos, con el deseo de crear una sociedad con ciertas características deseadas. Aunque la eugenesia está desacreditada, no significa que no haya perdurado subconscientemente.

Culling the Masses es una interesante exploración, presentada dentro de las complejidades de un sistema internacional interconectado, de la compleja y contradictoria relación entre el racismo y las políticas migratorias en las democracias liberales, un problema que perdura hasta nuestro tiempo. A pesar de la existencia del problema, los autores no caen en el reduccionismo de establecer una correlación entre la discriminación racial y la democracia liberal. Por el contrario, concluyen que ni la democracia ni el autoritarismo son inherentemente racistas o antirracistas, sino que dependen de la naturaleza de las políticas públicas que se lleven a cabo.

Tags:, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…