China mira hacia Latinoamérica

9 febrero, 2015 • Asia/Pacífico, Entrevistas, Latinoamérica, Portada, Regiones • Vistas: 2900

avatarDefault Ulises Granados

Febrero 2015

Los vínculos económicos y diplomáticos entre China y Latinoamérica han tenido un ascenso trepidante en los últimos años. Este fenómeno ha tenido gran resonancia en el ámbito especializado y ha atraído el interés mediático sobre la apuesta de China en América Latina y la visión latinoamericana sobre China. A continuación, reproducimos un par de entrevistas hechas por la agencia de noticias Xinhua a Ulises Granados, Coordinador del Programa de Estudios Asia Pacífico en el ITAM y coautor de  “La conquista china de Latinoamérica” disponible en el número de Enero-Marzo 2015 de Foreign Affairs Latinoamérica. Estas entrevistas han sido editadas y resumidas para ajustarse al formato de la publicación.

 

Entrevista de la Agencia de Noticias China Xinhua en ocasión del Foro Ministerial CELAC-China 2015

¿Qué papel desempeña ese foro en la promoción de China con Latinoamérica?

Este foro, anunciado a principios de 2014 en Cuba, se perfila como el instrumento ideal para la cooperación entre China y América Latina y para canalizar el apoyo económico y financiero del país asiático a varios países del hemisferio americano. China posee ahora un mecanismo y una nueva plataforma de cooperación para impulsar su diplomacia económica con una región representada por un grupo de 33 países, 30 de los cuales asisten a este foro. Se estima que el comercio entre China y Latinoamérica y el Caribe alcanzará 500 mil millones de dólares y las inversiones 250 mil millones en los próximos 10 años. Pero la promoción va más allá de las cifras económicas: la formación de profesionales latinoamericanos en China mediante el otorgamiento de becas y la asistencia científica y técnica, así como la cooperación tecnológica, son áreas de gran futuro entre China y la región. Este foro permite un espacio importante de diálogo para estos temas.

El Comercio

El Comercio

 

¿Qué posibilidades ve usted en la concreción de apoyo económico y financiero que Beijing ha dado a esa región en 2014?

Durante 2014, el monto de los intercambios económicos entre China y América Latina fue de alrededor de 240 mil millones de dólares. Entre los proyectos más ambiciosos de inversión china en los próximos años está la construcción del canal interoceánico de Nicaragua, el cual podría representar una inversión de capitales chinos de alrededor de 50 mil millones de dólares en los próximos años. En términos generales, el apoyo financiero, los intercambios comerciales y las promesas de inversión chinos durante los últimos años tiene el potencial de transformar la propia infraestructura de Latinoamérica y fortalecer el sistema financiero de varios países ante posibles crisis futuras. Es importante mencionar que en 2014 China firmó con Argentina un nuevo acuerdo bilateral de intercambio de divisas (swaps) por 3 años, similar al firmado con Brasil un año antes.

¿Cuál es la importancia de ese foro en las relaciones entre China y Latinoamérica, con el que se rompe una larga tradición china de solo voltear hacia países de África?

Este foro es particularmente importante, ya que al mismo tiempo que se estrecha la cooperación entre China y América Latina en su conjunto, también se potencializa la cooperación entre los 33 miembros de CELAC. Por lo tanto, este foro es el momento de abrir opciones de cooperación entre sus miembros. Así, como resultado de una interacción más compleja de intereses chinos en América Latina, los países latinoamericanos han adquirido renovado interés como vecinos.

La Verdad

La Verdad

¿La presencia en ese foro de los Presidentes de Costa Rica, Ecuador y Venezuela ayudará a concretar acuerdos con esos países latinoamericanos?

China ha otorgado una particular importancia a Costa Rica, Ecuador y Venezuela en su relación global con América Latina, al nivel de que los tres mandatarios llegaron a Beijing antes del propio foro para reuniones cumbres bilaterales. El gobierno chino espera que la ayuda financiera y los acuerdos de cooperación con Venezuela permitan un mayor desarrollo en los sectores de energía, minería, agricultura e industria. Por su parte, la cooperación entre Costa Rica y China podría servir como modelo para la implementación de futuras zonas especiales de desarrollo económico en otros países latinoamericanos como las ya planeadas en territorio costarricense. Asimismo, los países de CELAC ven con interés el abanico de posibilidades de cooperación que se está abriendo entre China y Ecuador, quienes durante la actual visita del presidente Correa han suscrito 15 acuerdos en diversos rubros; son de esperarse acuerdos similares en los próximos años en nuestro hemisferio con otros países del grupo.

¿La creciente presencia de China en América Latina es una “sombra” sobre Estados Unidos, un socio tradicional de esa región?

Más que una sombra, la presencia china en el hemisferio debería caracterizarse como una opción viable y muy atractiva ante la pérdida de influencia y un evidente desinterés de Estados Unidos en varias partes de la región. En términos políticos, Washington ha tenido problemas para exportar sus propios valores democráticos, de libre mercado y derechos humanos en varias partes de la región (a pesar de los recientes gestos hacia Cuba) y en términos económicos ha mostrado poco interés en comerciar con el hemisferio (el porcentaje de comercio de Latinoamérica con Estados Unidos ha caído de 53% en 2000, a 35% en 2013). Al parecer, el gobierno de Barack Obama no percibe correctamente la creciente incursión comercial y financiera china en el hemisferio como una amenaza a largo plazo de su hegemonía y presencia en el continente.

ULISES GRANADOS es profesor asociado del Departamento de Estudios Internacionales y Coordinador del Programa de Estudios de Asia Pacífico del ITAM. Sígalo en Twitter @ulisesgranados.

Tags:, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…