World Order

21 abril, 2016 • Reseñas • Vistas: 2767

avatarDefault Karla D. González Esquinca

.

World Order, Henry Kissinger, Nueva York, Penguin Press, 2014, 432 pp., US$36.00.

El Exsecretario de Estado estadounidense, Henry Kissinger, analiza en World Order las concepciones de orden mundial de las regiones geopolíticas que más han influido y determinado la era moderna. El autor define el orden mundial como “la concepción que tiene una región o civilización sobre la naturaleza de los acuerdos justos y de la distribución de poder que deberían de ser aplicados en todo el mundo”. Todo sistema de orden mundial se basa en dos componentes esenciales: reglas aceptadas por la mayoría y equilibrio de poder.

Actualmente prevalece el orden mundial derivado de la Paz de Westfalia de 1648, el cual puso fin a la Guerra de los Treinta Años, que había estallado en un momento en el que el protestantismo empezaba a tener gran influencia en Europa y en el que cada país llevaba a cabo una política diferente. La Paz de Westfalia intentó poner fin al conflicto por medio del expediente de regular la conducta de los Estados, y concederles independencia y soberanía para lograr un equilibrio de poderes. Así se sentaron las bases del sistema internacional moderno.

Este estilo europeo de orden mundial es amenazado por los extremistas islámicos. Mientras que la Paz de Westfalia propone soluciones prácticas y no una moral única, los islamistas tienen una concepción de orden mundial diferente que no está de acuerdo con el equilibrio de poder, con la soberanía ni con la no interferencia de otros Estados en los asuntos internos. Sunitas y chiítas dividen a la sociedad con sus visiones de una revolución mundial basada en las ideas fundamentalistas de su religión, es decir, un orden universal en el que haya una sola gobernanza que sujete y pacifique al mundo. Para ellos, el Islam está destinado a expandirse a territorios no musulmanes, incluso por medio de la guerra, hasta que el mundo tenga un sistema unitario en el que prive la armonía y el mensaje del profeta Mahoma. El Islam considera como ilegítimos a todos los Estados no musulmanes. Por eso, cuando Kissinger analiza el conflicto árabe-israelí, argumenta que el problema no es territorial, sino más bien de opiniones encontradas sobre el orden mundial.

En un mundo donde aún prevalece el caos debido a la propagación de las armas de destrucción masiva, problemas medioambientales, genocidios, ataques terroristas y otras graves dificultades, el principal reto, según Kissinger, es la reconstrucción de un sistema internacional. El orden mundial debe garantizar la dignidad individual, la participación en la gobernanza y la cooperación internacional que sea conforme a reglas acordadas mayoritariamente. Del mismo modo, el orden y la libertad van de la mano y deben verse como dos variables interdependientes más que como conceptos opuestos.

Aunque el autor afirma que la participación de Estados Unidos es imperativa para enfrentar los retos, argumenta también que ningún país podrá establecer ese nuevo orden solo. Para alcanzar un “genuino orden, sus componentes —manteniendo sus propios valores— necesitan adquirir una segunda cultura que sea mundial, estructural y jurídica. El concepto de orden debe trascender la perspectiva y los ideales de cualquier región o país”. Así se modernizará el sistema westfaliano, para ajustarse a la realidad actual.

Ante las amenazas a las que nos enfrentamos, resulta interesante el análisis histórico que hace Kissinger del orden mundial. Es imprescindible tomar cartas en el asunto, sin importar las dificultades que presente conciliar las diferentes perspectivas históricas o ideológicas. Como afirma el autor, para que haya un sistema estable “el orden mundial no solo debe ser aceptado por los líderes, sino también por los ciudadanos”. World Order es un libro perfectamente documentado, que refleja la vasta experiencia del consejero, diplomático y prolífero escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…