Reflexiones sobre la política comercial internacional de México 2006-2012

1 julio, 2013 • Reseñas • Vistas: 1303

avatarDefault Roberto Ascencio

.

Reflexiones sobre la política comercial internacional de México 2006-2012, Beatriz Leycegui Gardoqui, México, Miguel Ángel Porrúa, 2012, 478 pp., MX$234.00.

Recientemente, la economía Mexicana ha provocado un gran optimismo ante los ojos del mundo. La idea de México como un posible operador clave del comercio y la manufactura internacional ha sido anunciada por numerosos autores quienes argumentan que el camino seguido le augura un futuro prometedor. En particular, la liberalización del comercio internacional se ha convertido en una constante de la política mexicana en las últimas décadas, lo que ha transformado a México en una economía profundamente dinámica.

En Reflexiones sobre la política comercial internacional de México 2006-2012, Beatriz Leycegui integra la perspectiva de quienes han dirigido los más importantes organismos internacionales de comercio, con el enfoque de aquellos secretarios, coordinadores y ministros —tanto mexicanos como extranjeros— que han ejecutado e influido en distintas políticas comerciales internacionales que atañen a este país.

Integrando experiencia y una ex– tensa investigación, los autores colaboran en la confección de dos argumentos fundamentales. Por un lado, se expone que la apertura comercial de México es la directriz que lo ha llevado a convertirse en una potencia exportadora. De manera didáctica se presentan distintas compilaciones de datos duros como evidencia, con lo que se sustentan los sugeridos beneficios de la liberalización comercial. Por otro lado, se subrayan los retos y desafíos que aún presentan una barrera para desarrollar al máximo el potencial económico de México y el mundo.

El inminente fracaso de la Ronda de Doha en el marco de la Organización Mundial del Comercio ha fomentado la celebración de tratados de libre comercio —tanto bilaterales como multilaterales— entre distintas economías mundiales. Ciertamente, al ser México el país con más tratados de este tipo en el mundo, el libro los analiza minuciosamente y exalta sus beneficios. En particular, se alude en reiteradas ocasiones al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, puesto que ha sido una pieza angular en la transformación económica de México. Sin embargo, no se le resta importancia a los acuerdos de intercambio económico con Latinoamérica, Europa, Japón y otras regiones dinámicas del mundo.

Impulsar el comercio por medio de estos mecanismos no sólo le ha permitido a México transformar la producción de manufacturas, como automóviles o pantallas planas, en industrias sumamente competitivas a escala mundial, sino que a su vez ha mitigado la tentación de sus socios comerciales por adoptar políticas proteccionistas. Para ilustrarlo, los autores presentan casos paradigmáticos de resolución de controversias, entre los que destaca el reclamo mexicano por introducir atún al mercado estadounidense y la controversia que ha generado la prohibición a transportistas mexicanos de circular en Estados Unidos.

De este modo, sin pretender que los tratados del libre comercio sean una condición suficiente para el desarrollo económico, los autores ahondan en la necesidad que tiene México por hacer reformas estructurales que le permitan reducir la burocracia, introducir a pequeñas y medianas empresas a la economía internacional y fomentar la competitividad laboral de los mexicanos. En suma, este libro concede la oportunidad de evaluar en retrospectiva el desempeño económico de México a partir del período de liberalización, y simultáneamente la posibilidad de hacer una predicción fundamentada del porvenir de la economía mexicana en el mercado internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…