Partnerstvo, Hùzhùhézuò and Default (Asociación, alianza y cesación de pagos)

1 agosto, 2014 • Artículos, Latinoamérica, Norteamérica, Portada • Vistas: 1103

avatarDefault Gino Pauselli

Las recientes visitas de los Presidentes de Rusia y China a Argentina son las más importantes de los últimos años. Ambas visitan se realizan justo cuando el país enfrenta una falta de acuerdos con los acreedores de la deuda argentina, por lo que el 30 de julio de 2014 esta situación puso a Argentina en default por séptima vez en su historia. ¿Qué significa todo esto para el país y su inserción internacional? ¿Qué estrategia estaría encarando el gobierno de Cristina Fernández a través de su vinculación con el exterior?

Cesación de pagos

En 2001, Argentina entró por sexta vez en su historia en suspensión de pagos de la deuda externa, a causa de la grave crisis económica que enfrentaba. En 2005, bajo la presidencia de Néstor Kirchner, el país ofreció un canje a los tenedores de la deuda, la cual dejó de pagar en 2001. A partir de ese canje y otro más registrado en 2010, el 93% de los tenedores de la deuda por la que el país había entrado en default en 2001 habían aceptado el canje. Estos canjes implicaron una reducción muy importante del valor de los bonos de deuda. Sin embargo, el 7% restante de los acreedores no aceptó la propuesta argentina y continuó reclamando el 100% del valor de sus bonos. El gobierno argentino, por su parte, se ha rehusado a realizar el pago demandado por estos bonistas, en su mayoría denominados “fondos buitres”.

AFP

AFP

El fallo del juez Thomas Griesa, de los tribunales de Nueva York, obligaba a Argentina a pagarles a estos bonistas, para lo cual fijó como plazo máximo el 30 de junio de 2014, y posteriormente otorgó una extensión al 30 de julio de este mismo año. Cumplido el plazo acordado, se consideraría que el país dejó de cumplir con sus obligaciones de pago. Si bien el total de dinero que el país debe pagar no es considerado muy alto 1500 millones de dólares), el pago del mismo puede generar, gracias a la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers), el reclamo de aquellos bonistas que entraron en los canjes de deuda de 2005 y 2010. Este escenario podría provocar un reclamo por más de 200 000 millones de dólares, lo que sería más difícil de pagar.

Argentina apostó a llegar a una salida negociada con los fondos buitres en la que el primer pago debe realizarse en enero de 2015, cuando la cláusula RUFO expire. Este acuerdo no se logró y ahora se espera que Argentina realice el pago de los mismos a principios del próximo año y quede en cesación de pagos solamente por los próximos 6 meses.

Pero la experiencia argentina va más allá de esta situación. Puede sentar precedente para fortalecer los derechos de los acreedores en otros mercados y hacer más difícil el pago y reestructuración de la deuda de economías en vías de desarrollo. Este es uno de los puntos que más resalta el gobierno argentino sobre cómo un pequeño grupo de individuos puede tener un papel más importante para impedir una salida saludable a las crisis económicas de algunos países. Asimismo, varios gobiernos del mundo y analistas resaltan la idea que la sentencia del juez Griesa es una violación al Derecho internacional y a la inmunidad soberana por parte del sistema legal de Estados Unidos.

Visitas del presidente de Rusia y China

Entre el 12 y 13 de julio de 2014, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, realizó una visita oficial a Buenos Aires. En la misma se firmaron acuerdos sobre energía nuclear, comunicaciones y asistencia legal recíproca en materia penal. Otro de los objetivos de la visita fue proveer de tecnología militar a las fuerzas armadas argentinas, como parte de la estrategia rusa de ampliar su cuota en el mercado armamentístico latinoamericano. Por último, una delegación de empresarios rusos se trasladó a Vaca Muerta, una de las mayores reservas de gas no convencional del mundo, con expectativas de poder realizar inversiones en la extracción de hidrocarburos.

Una semana después, el Presidente de China, Xi Jinping, vistó Argentina. A la fecha, con China se han firmado 20 convenios. Estos cubren una amplia cantidad de sectores: cooperación en el sector agropecuario, tecnología, energía nuclear, energía hidroeléctrica, sector de transporte ferroviario y marítimo, sector económico y de inversiones.

Archivo

Archivo

Probablemente uno de los elementos más importantes de la reciente visita de Xi Jinping es la elevación de la relación bilateral a nivel de asociación estratégica integral. En la región, solamente tres países (Brasil, México y Perú) tienen este estatus con China, lo que supone una verdadera apuesta por parte del gobierno chino a las relaciones con Buenos Aires. Y esto se da por parte de un país que planifica su inserción internacional a largo plazo y en un momento en el que, en Argentina, está por concluir la gestión de un gobierno afín, mientras que no se tiene muy en claro quién será el sucesor de Cristina Fernández.

Por último, el Banco Central de Argentina renovó el swap con China para reforzar sus reservas, por más de 10 000 millones de dólares, en el momento en el cual las reservas argentinas han disminuido en los últimos años. Se trata de un canje de divisas de yuanes por pesos.

¿Qué revelan estas dos visitas sobre la inserción internacional de Argentina?

Tanto China como Rusia expresaron su interés en profundizar la relación con Argentina, considerada como clave en la región por ambos actores.

El presidente Putin afirmó que Argentina y Rusia tienen una visión común de desarrollo mundial y de la vida internacional. Pero esto no se refleja en la coincidencia de posturas en las votaciones en la Organización de las Naciones Unidas. Argentina y Rusia coinciden en un 82% de las votaciones y, aunque parezca un porcentaje alto, esto ubica a la relación bilateral con Moscú en el lugar número 138 con mayor coincidencia, es decir, por debajo del promedio. Con China la coincidencia es un poco más alta (87% y se ubica en el puesto 126), pero no llega a estar dentro de los países con los que Buenos Aires tiene posturas más similares.

Sin embargo, si consideramos los grandes bloques de poder en el actual escenario internacional, Rusia y China se presentan como potencias más cercanas a las preferencias argentinas, teniendo en cuenta que, con el bloque de países de Europa Occidental y otros Estados (Australia, Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda), la diplomacia argentina coincide en un 75%.

AFP / Maxi Failla

AFP / Maxi Failla

En el país comienza a desarrollarse una competencia entre intereses rusos y chinos. Esto se aprecia en la intención de ambos gobiernos de invertir en hidroeléctricas y el sector nuclear. En otros sectores hay menos competencia, debido a las demandas y productos de exportación que presentan estos Estados: el sector agropecuario interesa a China, mientras que el sector de tecnología militar interesa a Rusia.

Pero más allá de los intereses económicos, en ambas visitas, Cristina Fernández hizo gestos y discursos de distanciamiento del polo geopolítico occidental. Este mayor distanciamiento de Estados Unidos va en contramano de un giro ortodoxo que realizó en política interna (en especial, en materia económica). Este distanciamiento del eje occidental puede entenderse desde varios puntos de vista pero, en principio, no desde el económico.

El siguiente gráfico muestra el PIB de cada país como porcentaje de la producción mundial en 2013, en el que se incluye, además de Argentina, a China, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea. Es claro que, a pesar de que China es la segunda economía del mundo, casi la mitad del PIB mundial descansa en el mundo occidental industrializado.

PIB de cada país como porcentaje de la producción mundial, 2013

141 argentina-pauselli GRÁFICA 01

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Banco Mundial. Año base 2000=100

¿Por qué, entonces, interesaría a Argentina volverse un socio estratégico de Beijing y Moscú? En el siguiente gráfico se puede apreciar el fuerte crecimiento que han tenido las economías rusa y china en los últimos 13 años, tomando como año base al 2000. Esto contrasta fuertemente con el desempeño de las economías de Estados Unidos y de la Unión Europea, dos modelos a seguir por muchos países en vías de desarrollo.

 Crecimiento económico, 2000 – 2013

141 argentina-pauselli GRÁFICA 02

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Banco Mundial. Año base 2000=100

Las visitas presidenciales de Putin y Xi Jinping se relacionan con lo que aparentemente puede ser la estrategia de inserción internacional de Argentina para las próximas décadas: apostar a las potencias emergentes, esperando que en los próximos años se repita el desempeño económico que han tenido hasta ahora y logren convertirse en actores internacionales de mayor relevancia, ligando a la economía argentina a este porvenir.

Argentina atraviesa por una crisis económica con alta inflación, pérdida de reservas internacionales y una coyuntura de pagos de compromisos muy especial. A su vez, está haciendo una lectura del mundo que se viene e intenta acomodarse a lo que prevé será el próximo escenario internacional, sumado al hecho de las diferencias con las estructuras de gobernanza lideradas por Estados Unidos.

Archivo

Archivo

En otras oportunidades el país ha hecho el mismo ejercicio y no ha tenido buenos resultados debido a una mala lectura de lo que fue, en ese momento, el reacomodamiento del poder internacional. A pesar de haber tenido en los últimos años una política exterior poco aventurera, los hechos descritos aquí muestran cómo Argentina está inserta en el sistema internacional, la capacidad de este para afectarla en el presente y en el futuro, y las opciones de asociación estratégica que le presentan las diferentes potencias, junto a sus costos y beneficios.

GINO PAUSELLI es licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de San Andrés, en Argentina. Actualmente se desempeña como asistente de docencia e investigación en dicha universidad y asistente académico del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Sígalo en Twitter en @ginopauselli.

Tags:, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…