Operación Margen Protector: la última ronda en el combate de Israel contra Hamas

1 julio, 2014 • Artículos, Medio Oriente, Portada • Vistas: 1274

avatarDefault Rodica Radian Gordon

Julio de 2014

Israel ha tenido que afrontar el lanzamiento de morteros, cohetes y misiles desde la Franja de Gaza hacia el sur del país desde 2002. Un ataque sostenido ha continuado en diferentes grados y magnitud hasta el presente. El retiro por completo del ejército israelí de la Franja y el desmontaje de los asentamientos, llevado a cabo en 2005 por el gobierno de Ariel Sharon, no lograron calmar esta agresión. Por el contrario, el alcance y la precisión de los misiles, así como la frecuencia de sus lanzamientos, continuaron en aumento. Esta tendencia devino incrementar especialmente después de que Hamas, la organización terrorista militarizada de orientación islamista fundamentalista,tomó el poder en Gaza tras ganar las elecciones de 2006 y expulsó después a la Autoridad Palestina de la Franja de Gaza. De este modo, desde 2007 Hamas constituyó su gobierno en Gaza.

Establecido en 1987, Hamas tiene como su base ideológica un documento fundacional (1988) que es “El Acta Constitutiva del Movimiento de la Resistencia Islámica”, en el que manifiesta su visión del mundo antioccidental y antimoderna e incorpora profundos prejuicios y mitos antisemitas. Estos prejuicios y mitos orientan las metas de Hamas, entre los que ocupa un lugar central la erradicación del Estado de Israel y el establecimiento de un Estado islámico en el territorio de la Palestina histórica por medio de una guerra santa o yihad. En consecuencia, Hamas, como cuerpo de gobierno en Gaza,ha negado el derecho de Israel a existir como un Estado judío y democrático; rechaza todos los acuerdos firmados entre Israel y la Autoridad Palestina, y conserva el uso del terrorismo como forma de lucha.

Archivo

Archivo

Asimismo, la agenda de Hamas ha llevado a la organización a librar una lucha en contra de la Autoridad Palestina, lo cual ha generado una fractura entre los liderazgos de Cisjordania y de la Franja de Gaza. Esta fractura condujo al aislamiento de Gazay al deterioro constante de la situación económica de sus habitantes. Es importante subrayar que Israel limitó el tránsito a la Franja por razones de seguridad, aunque ha permitido el paso de alimentos, materiales, medicamentos y de personas en casos humanitarios. Y ello, a pesar de que la Franja no solo ha sido una fuente constante de lanzamiento de cohetes y misiles, sino también de terroristas y de ataques en contra de los israelíes. Debido a esto, resulta pertinente recordar que Australia, Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros miembros del sistema internacional, calificaron a Hamas como una organización terrorista.

Aunque Hamas es un movimiento sunita, afiliado a los Hermanos Musulmanes, en muchos sentidos —tanto políticos como en su modus operandi— Hamas ha sido inspirado por Hezbolá, organización terrorista militarizada de orientación islámicachiita fundamentalista que radica en Líbano. Hasta 2011 los lazos entre ambas organizaciones fueron bastante sólidos, dado que parte del liderazgo político de Hamas, encabezado por su líder más prominente, Khaled Mashal, radicaba en Damasco y mantenía contactos con el líder de Hezbollah, Hasan Nasrallah, así como con sus jefes y fuentes de apoyo iraníes.

AFP / Roni Schutzer

AFP / Roni Schutzer

Sin embargo, tras el estallido de la guerra civil en Siria, Mashal y su grupo decidieron alienarse del régimen de Assad —perdiendo, al mismo tiempo, el apoyo iraní— y se establecieron en Catar. Por su parte, el régimen de los Hermanos Musulmanes en Egipto, encabezado por el expresidente Mohamed Morsi, sostuvo una afinidad natural con Hamas, de modo tal que entre 2012 y 2013 el grupo se benefició del apoyo de Egipto. Empero, la caída de los Hermanos Musulmanes, seguida por la llegada al poder del actual presidente Abdel Fatah Al Sisi, provocó una ruptura entre Egipto y Hamas desde 2013.

Esta historia de rivalidades étnicas, nacionales y políticas ayuda en entender por qué estos días Hamas se encuentra aislado del eje moderado (formado por Arabia Saudita, Egipto, Jordania y una mayoría de los Emiratos Árabes; además de las relaciones tensas arriba mencionadas con la Autoridad Palestina) pero cuenta con el apoyo de Catar y Turquía. Es interesante notar el renovado acercamiento entre Hamas e Irán, que incluyen las declaraciones de apoyo incondicional a Hamas por parte de los líderes iraníes.

Reuters / Ibraheem Abu Mustafa

Reuters / Ibraheem Abu Mustafa

La escalada actual en el conflicto entre Israel y Hamasse da apenas 5 años después de la operación Plomo Fundidoy un año y medio después de la operación Pilar Defensivo, la cual terminó en un cese de fuego insustancial, mediado por Egipto. De hecho, desde finales de junio de 2014 el número de misiles lanzados ha ido en ascenso, alcanzando la cifra de más de cien misiles diarios y un total de alrededor de 2000 misiles, dirigidos a diferentes objetivos, incluso dirigidos hasta poblacionesen el norte de Israel. De este modo, las condiciones de vida de casi 70% de la población israelí se han visto gravemente afectadas.

Cabe destacar que la producción, el almacenamiento y el lanzamiento de los misiles se hacen desde localidades palestinas, en particular desde escuelas, mezquitas e incluso hospitales. El descubrimiento y exposición por parte del ejército israelí de la amplia y ramificada red de túneles de ofensiva, construidos de concreto e inspirados en los túneles que utilizó el Vietcong en contra del ejército estadounidense durante la guerra de Vietnam, llevó a la toma de conciencia de que durante los últimos años Hamas ha invertido enormes recursos (aparentemente apoyado por dinero catarí) en prepararse por una lucha extensiva en contra de Israel. Los túneles constituyen una ciudad subterránea, construida debajo de barrios densamente habitados, en la cual se encuentran muchos de los líderes de Hamas y sus cuarteles generales (de una manera similar al barrio Dahia en Beirut, bajo el cual se encontró la infraestructura de Hezbolá).

AP / Hatem Ali

AP / Hatem Ali

Por lo tanto, resulta evidente el uso cínico que hace Hamas de los civiles, utilizándolos como escudos humanos —en contra de todas las leyes y normas internacionales—, con el objeto de limitar las posibilidades de acción del ejército israelí. Esta táctica incide en el creciente número de civiles afectados y en la pérdida de muchas vidas inocentes, a pesar de las precauciones tomadas por Israel, quien ha advertido periódicamente a civiles acerca de los riesgos potenciales de sus actividades, aconsejándoles evacuar la zona y dirigirse a lugares de resguardo aún con las dificultades tácticas que ello implica.

Sin duda, la imagen reflejada por los medios de comunicación es la diferencia desproporcionada entre el número de muertos palestinos y el número de víctimas israelíes. Dicha asimetría se explica, por un lado, por el comportamiento irresponsable de Hamas y, por el otro, por el esfuerzo sostenido del gobierno israelí en los últimos años de desarrollar sistemas antimisiles. Al ser Israel un país con una superficie de 22 000 kilómetros cuadrados, el desarrollo de una defensa eficaz y flexible, que cobra forma en diferentes capas de defensa antimisiles, ha figurado entre las prioridades del gobierno. El sistema antimisil Domo de Hierro, para alcances de hasta varios cientos de kilómetros, que entró en función hace apenas 2 años, probó ser de una gran eficacia para proveer una defensa robusta. Además, hay que destacar una vez más el papel importante que desempeñan el entrenamiento y la preparación de los ciudadanos, que ya están acostumbrados a enfrentarse a situaciones de emergencia y obedecen cabalmente las instrucciones de protección civil.

AFP

AFP

Sin duda, la legitimidad de la operación israelí no se origina en la imagen mediática sino en la ley internacional. Bajo la situación compleja in situ, el gobierno israelí mantiene y opera una política responsable, usando las medidas con las que cuenta una democracia dentro del marco de Estado de derecho. El derecho de autoprotección está consagrado en el acta constitutiva de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además, el gobierno y el ejército están muy conscientes del principio de humanidad, que exige a los lados beligerantes evitar el sufrimiento innecesario. Dicho esto, y tomando en cuenta que Hamas no respeta el principio de distinción entre combatientes y civiles, usando instalaciones civiles para atacar desde estos blancos (civiles) a Israel, dichas instalaciones dejan de conservar su estatus protegido y se vuelven en blancos militares legítimos. En este sentido vale la pena mencionar los casos —vehementemente criticados por la ONU— en donde la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (quien presta servicios de educación y salud a los refugiados) descubrió en escuelas depósitos de misiles listos para ser lanzados. Más aún, hay muchos casos documentados de los esfuerzos hechos por el ejército israelí de advertir a la población de Gaza de la necesidad de evacuar el lugar donde residen y trasladarse a zonas más seguras.

Por todo ello, la legitimidad de la operación israelí se ha expresado en el apoyo que ha recibido de un número importante de países, tales como Canadá, Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania, otros miembros de la Unión Europea, entre otros. De allí que resulte lamentable la equívoca decisión tomada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de investigar a Israel y no a Hamas. Simultáneamente, los países de la Unión Europea —junto con otros más— reconocen que más allá de un final rápido a la lucha actual hay que asegurar una solución duradera,con bases más sólidas, que incluya la desmilitarización de la infraestructura terrorista de Hamas, permitiendo así la rehabilitación de la Franja de Gaza.

RODICA RADIAN GORDON es Embajadora de Israel en México desde agosto de 2010. Antes se desempeñó como Directora para el Departamento de Control de Armas en la División de Relaciones Estratégicas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y como Embajadora de Israel en Rumanía.

Tags:, ,

One Response to Operación Margen Protector: la última ronda en el combate de Israel contra Hamas

  1. […] del mundo que se tienen tanto en la región como fuera de ella. Tras publicar un artículo de la Embajadora de Israel en México, así como otros textos académicos sobre el conflicto en Gaza, el equipo editorial de Foreign […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…