Mexico’s Evolving Democracy. A Comparative Study of the 2012 Elections

24 agosto, 2015 • Reseñas • Vistas: 948

avatarDefault Sergio E. López-Araiza

.

Mexico’s Evolving Democracy. A Comparative Study of the 2012 Elections. Jorge I. Domínguez, Kenneth F. Greene, Chappell H. Lawson y Alejandro Moreno, Baltimore, Johns Hopkins University Press, 2014, 282 pp., US$55.

Tras 71 años de que un único partido político detentara el poder presidencial en México, el Partido Acción Nacional (PAN) trajo por fin la alternancia en 2000. Como resultado de las múltiples reformas electorales y el fortalecimiento de la oposición, el régimen que Mario Vargas Llosa bautizó como “dictadura perfecta” se convirtió paulatinamente en una democracia. Después de 12 años de que la transición presidencial sacudiera a México, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) —la amalgama de ideologías que gobernó a México desde su fundación en 1928 hasta fines del siglo XX— logró reunir una endeble pero contundente mayoría simple del electorado. En este libro, un grupo de expertos explica este triunfo en las urnas.

Si bien es cierto que el caso del PRI no es una anomalía en la bibliografía que estudia el resurgimiento de partidos políticos representantes del antiguo régimen en democracias jóvenes, el triunfo de Enrique Peña Nieto en julio de 2012, pese a que no sorprendiera del todo debido a las preferencias electorales, causó una enorme conmoción en México. Explicar este resultado es sumamente complicado y amerita un análisis multifactorial y multicausal. Hay que abarcar una infinidad de factores, desde el papel que desempeñaron los medios de comunicación en la contienda, hasta la promulgación de una nueva legislación electoral aprobada en 2009. Esa es precisamente la gran aportación de Mexico’s Evolving Democracy.

Mediante una sólida metodología cuantitativa y un serio y profundo análisis cualitativo, este libro comienza a desentrañar el misterio de cómo es que el PRI fue capaz de volver a Los Pinos, la casa presidencial mexicana. Los autores descubren que, a pesar de que se esperaba que el clima de violencia afectara profundamente al PAN —debido a que su último gobierno había declarado la guerra al narcotráfico y había dejado como consecuencia miles de muertos y desaparecidos—, fue justamente el PRI el partido más castigado por esta situación.

Otro importante resultado es que, si bien es cierto que el movimiento estudiantil #YoSoy132 representaba a un segmento del electorado presumiblemente de izquierda y a favor de su candidato Andrés Manuel López Obrador, las reacciones adversas que despertó en sectores de la población mexicana engrosaron las filas de Peña Nieto.

En diciembre de 2015, México cumplirá 3 años de ser gobernado de nuevo por el PRI y, tras los comicios que se llevaron a cabo en junio del mismo año, el Revolucionario Institucional parece fortalecerse. Ante la confusión, hay quienes consideran que son malas noticias para la democracia mexicana porque representa un retroceso. Sin embargo, más allá de emitir juicios de valor encaminados a vilipendiar o vanagloriarse de estos resultados, entenderlos es fundamental para el futuro de la democracia mexicana. Mexico’s Evolving Democracy. A Comparative Study of the 2012 Elections es el primer paso en un largo camino de estudios dirigidos a este fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…