Los Colombianos mejor educados

1 enero, 2014 • Entrevistas, Portada, Sin categoría • Vistas: 923

Entrevista a Ilse Bechara, cónsul general de Colombia en San Francisco 

avatarDefault Juan Ernesto Trejo

Designada por el presidente Juan Manuel Santos como cónsul general de Colombia en San Francisco, California, Ilse Bechara le hace frente diariamente a los retos y solicitudes que los nacionales colombianos presentan, no solo en el área de la Bahía y los consulados móviles, sino en el norte de California, Alaska, Colorado, Hawái, Idaho, Montana, Oregón, Utah, Washington, Wyoming y Nevada (con excepción de Las Vegas), zonas de las que la cónsul está a cargo.

Bechara fue representante del Presidente de la República en la Comisión Nacional de Televisión de Colombia y es experta en temas educativos: además de ser académica, ha dedicado la mayor parte de su vida a trabajar por el desarrollo de la gente a través de la educación superior y organizaciones que luchan por esta causa social.

FAL

FAL

Foreign Affairs Latinoamérica presenta la siguiente entrevista con Bechara, egresada de la Maestría en Gestión y Dirección por la Universidad de Los Andes, especialista en Derecho Privado por la Universidad de Sorbona, en París, y exrectora de la Universidad del Sinú, en Colombia. Siga a Juan Ernesto Trejo, entrevistador, en la cuenta de Twitter @juanernestotg.

Foreign Affairs Latinoamérica – Colombia es uno de los países más desiguales de Latinoamérica, ¿qué políticas de Estado implementan para hacerle frente a este gran problema?

Ilse Bechara – Colombia en este momento implementa, entre otras cosas, un aumento de impuestos a las personas que tienen mayores ingresos y capital con el fin de equilibrar la desigualdad entre la población. Es una política implementada por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos que busca retribuir el cobro de este impuesto al desarrollo y beneficio de las clases menos favorecidas.

FAL – ¿Cuáles son las principales ventajas que tiene Colombia al consolidarse en un modelo de comercio como la Alianza del Pacífico?

IB – Lo que está buscando Colombia es abrirse a nuevos mercados. Precisamente, con la Alianza del Pacífico, busca aumentar su comercio. Recordemos que el país cuenta en este momento con 57 tratados de libre comercio y la política del actual gobierno es incrementar la competitividad e ingreso de capitales a Colombia. Por ello hay agentes de nuestra agencia de exportaciones en todo el mundo. Por ejemplo, aquí en San Francisco, hay un agente especializado de Proexport que busca atraer capital y nuevas inversiones que a partir de la innovación que puedan establecerse en Colombia. Por ello tenemos políticas económicas de amistad o “friendly” para la inversión y el respeto del capital extranjero que llega a nuestro país. Por ejemplo, el llamado “Doing Business” en Colombia se realiza en un tiempo muy corto. El objetivo, nuevamente, es aumentar el ingreso de capitales que puedan mejorar la productividad del país, que al final es lo que puede también ayudar a nivelar la igualdad de la sociedad.

Colombia actualmente crece al 5% anual, una de las tasas de crecimiento más altas de Latinoamérica, y eso se debe a las nuevas políticas implementadas por el actual gobierno. Creo que la Alianza del Pacífico consolida a Colombia como un gran país receptor de capitales que quieran dejar en Colombia toda la innovación, la creatividad y la productividad que necesitamos para crecer.

FAL – ¿Podremos próximamente hablar de un tratado de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia?

IB – Me gustaría contestar esta pregunta como ciudadana colombiana que ve los hechos y las acciones del gobierno, del Congreso y del presidente Santos. Colombia está muy cerca de terminar con ese conflicto de 50 años y esto debido a una decidida acción, y no solo del gobierno, sino de la sociedad de nuestro país que seguramente apoyará con su voto este proceso de paz. Es un compromiso que ha tomado el gobierno colombiano y que es respaldado por muchos líderes políticos internacionales. Creo que es un buen momento y las circunstancias son las idóneas. Las FARC también están cooperando con el diálogo. Recordemos que se trata de llegar a un acuerdo que genere equidad en la sociedad. Todos tenemos ganas de llegar al consenso.

FAL – ¿Qué factores componen el llamado poder blando de Colombia? ¿Qué es lo que el país proyecta al mundo en este sentido?

IB – Colombia proyecta al mundo un país con una historia y riqueza ambiental, de biodiversidad y artesanal para el turismo que siempre buscamos atraer. El país proyecta la cultura de personas arraigadas a su historia, a su riqueza y a sus costumbres. Somos indígenas, somos negros, somos árabes, somos una mezcla. Colombia proyecta su cultura a través de la riqueza de su raza. La música y sus artistas también desarrollan un papel importante. Estos están muy involucrados con la difusión de su país.

FAL – Como especialista en temas de educación, ¿cómo se compone la agenda colombiana en esta área?

IB – En Colombia se está trabajando en la educación superior; en la acreditación de programas y en la institucional. Hay un gran esfuerzo para que todas las instituciones obtengan su acreditación como escuelas de alto nivel. Las universidades que han tenido un gran impacto en el país lo han hecho porque han pasado previamente por ese proceso de acreditación de alta calidad. El gobierno exige la calidad de cada programa educativo que se implementa en cada universidad. También está la política de acreditación institucional de su universidad a partir de contar con proyectos de investigación de alto nivel (los profesores de universidades por obligación requieren un título de maestría) y buenos métodos de enseñanza en las aulas. Además, la parte de internacionalización también es exigida por el gobierno.

Colombia está apostando por el factor humano a través de la exigencia, sobre todo a las universidades públicas que son beneficiadas con recursos del Estado para que se apueste por la universidad de calidad. Para dar una licencia de funcionamiento, se exige que una universidad tenga el número necesario de profesores investigadores de planta de maestría y doctorado que respondan a la cantidad del alumnado matriculado. También, actualmente, trabajamos muy duro por mejorar nuestro nivel dentro de las pruebas PISA.

FAL – ¿De cuántos colombianos se conforma la circunscripción de la que usted está a cargo?

IB – En el área de la Bahía tenemos alrededor de 15 000 colombianos, pero en la jurisdicción que corresponde a este consulado tenemos 45 000 aproximadamente.

FAL – Finalmente, además de asistir con trámites y documentos a los colombianos, ¿cuáles son los principales compromisos en los que este consulado está involucrado?

IB – Cuando llegas al consulado te das cuenta de que hay una clara parte que pertenece únicamente al servicio consular que va encaminada a asistir a los colombianos en la mayoría de sus necesidades, pero hay otra agenda, una que tú como cónsul tienes que construir. Dicha agenda es la que hace que el consulado cobre vida. Esto a partir de darle a los colombianos más posibilidades de interacción a través de las actividades que tú haces como cónsul para poder poner la imagen del país en sitios especiales. Ese es un trabajo particular y complementario del cónsul.

Mi labor es buscar todas aquellas interacciones con asociaciones y diferentes personas de la ciudad y la jurisdicción. Buscamos también en dónde están los colombianos exitosos para poder proyectarlos dentro de la misma comunidad colombiana. Por otro lado, buscamos espacios para que otros colombianos tengan más posibilidades, por ejemplo, trabajamos por reunir a aquellos que se dedican a la innovación en el área de la Bahía, a los estudiantes, etcétera. Es necesario hacer actividades comunitarias y sociales para darle un mayor posicionamiento al consulado. No es fácil porque hay muchas actividades y tienes que estar siempre en la búsqueda de esos espacios, pero siempre haces lo posible y trabajas por ello. Es una actividad que requiere de mucho esfuerzo, dedicación y energía. Tienes que estar disponible las 24 horas del día. Tienes que acudir y buscar eventos en donde el país pueda quedar bien representado y los colombianos se sientan orgullosos de lo que está haciendo el país por ellos mismos. Un buen cónsul es aquel que les dará a los ciudadanos la plataforma necesaria para que se sientan orgullosos de lo que hacemos como país y por ellos.

Tags:, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…