Latinos in the United States: What Everyone Needs to Know

13 agosto, 2018 • Reseñas • Vistas: 238

avatarDefault Richard Feinberg

.

Stranger: The Challenge of a Latino Immigrant in the Trump Era, Jorge Ramos, Nueva York, Vintage Books, 2018, 224 pp., US$10.57.

Latinos in the United States: What Everyone Needs to Know, Ilan Stavans, Nueva York, Oxford University Press, 2018, 226 pp.,US$74.00. 

Jorge Ramos, inmigrante mexicano y conductor del principal noticiero de Univisión, escribe que el papel de un periodista es desafiar a los poderosos y hablar por los que no tienen voz. Así, estaba muy en su papel cuando, durante la campaña presidencial de 2016 en Estados Unidos, encaró al candidato republicano Donald Trump por su rechazo a los inmigrantes y este ordenó a uno de los guardias de seguridad que lo sacara de la sala. En su libro, Ramos no se anda con rodeos y critica a Trump por incitar al racismo para obtener poder político y por causar que los inmigrantes indocumentados y sus familias vivan atemorizados. (Ramos también arremete contra el expresidente Barack Obama por no haber logrado que la reforma migratoria avanzara.) A pesar de la victoria de Trump, Ramos no pierde el optimismo y se enorgullece de vivir en un país de libertad y oportunidades. Confía también en que el cambio demográfico en ciernes mantendrá a raya la xenofobia (para 2044, los latinos representarán el 25% de la población estadounidense). Ramos llena el libro de reflexiones sobre la experiencia inmigrante: los retos de conciliar identidades distintas y evocar recuerdos cada vez más borrosos.

A diferencia de Ramos y su activismo periodístico, Ilan Stavans, un inmigrante mexicano de ascendencia judía, se esfuerza por presentar la experiencia del latino sin tomar partido, pero con empatía. En su ligera introducción al tema, realizada mediante preguntas y respuestas, predominan las cuestiones culturales y lingüísticas frente a las socioeconómicas, y con demasiada frecuencia lo que escribe es impreciso y equivocado (por ejemplo, el empresario mexicano Carlos Slim es rico, pero no el hombre más rico del mundo, o al menos ya dejó de serlo; y el dictador cubano Fulgencio Batista no perdió las elecciones en 1952, sino las suspendió).

No obstante, Stavans proporciona un correctivo oportuno a los mitos degradantes sobre los latinos que muchos políticos estadounidenses, principalmente Trump, diseminaron. En su entusiasta epílogo, Stavans se aleja del formato neutral de preguntas y respuestas y presenta argumentos en contra de la próxima deportación de los llamados dreamers (jóvenes llevados ilegalmente a Estados Unidos durante su infancia). Pero parece no estar de acuerdo con los defensores que protegerían a los estudiantes de las ideas contrarias por temor a incomodarlos. En vez de eso, señala, los maestros deberían ampliar la perspectiva de los estudiantes respecto a culturas distintas y ayudarles a construir sus propias defensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…