Latin America in international politics: challenging U.S. hegemony

17 Abril, 2017 • Reseñas • Vistas: 194

.

Latin America in international politics: challenging u.s. hegemony, Joseph S. Tulchin, Colorado, Lynne Rienner Publishers, 2016, 235 pp., us$62.00.

avatarDefault Farid Hannan Goyri

Joseph S. Tulchin, que fungió como director del Latin American Program del Wilson Center, explica en su libro más reciente el papel que desempeñaron los países latinoamericanos en el sistema internacional, desde sus orígenes coloniales hasta hoy. En el curso histórico de estos países influyó Estados Unidos, y es en este contexto de hegemonía —no siempre presente— que el autor analiza las distintas etapas de Latinoamérica.

El libro se divide en ocho capítulos y sigue un orden cronológico. Empieza con una introducción sobre cómo percibe Latinoamérica al mundo y después aborda la transición de las colonias a la vida independiente y su consolidación como Estados-nación. El autor escribe acerca del auge hegemónico estadounidense, de la Guerra Fría y sus efectos en el hemisferio, así como de la optimista historia que siguió a la caída del muro de Berlín. La obra termina con el fin de la hegemonía de Estados Unidos y sus implicaciones para la región.

La metodología seguida es la yuxtaposición de la postura estadounidense y la de los países latinoamericanos en distintas épocas para entender la transición de una hegemonía a una comunidad de países que ejercen su agencia. Este último concepto es desarrollado con originalidad por el autor: se refiere al espacio que ocupa un país en el sistema internacional y
que es clave para comprender el esfuerzo de los Estados latinoamericanos por gozar de autonomía en la comunidad internacional. El trabajo de Tulchin no está centrado en la perspectiva estadounidense, sino que toma en cuenta la visión latinoamericana.

Asimismo, Tulchin no se limita a la narrativa histórica e incorpora en su estudio la teoría de las Relaciones Internacionales. Por ejemplo, alterna tres niveles de análisis: las ideas y los actos de los participantes individuales, la política interna y exterior de los Estados, y el funcionamiento del sistema internacional en conjunto. Así, la labor de síntesis regional no excluye los detalles y sucesos relevantes de cada país y su relación con el resto de los Estados y el sistema mundial.

El legado histórico antiestadounidense afecta todavía la toma de decisiones de política exterior en los países latinoamericanos. Este peso de la memoria se aprecia al recordarle la pérdida de territorio a un mexicano, la ocupación en la década de 1920 a un nicaragüense o el apoyo al golpe de Estado en la década de 1950 a un guatemalteco. También a Estados Unidos le resulta complicado abandonar sus pretensiones hegemónicas al momento de poner en marcha sus políticas.

A pesar de que estas pretensiones son ahora contraproducentes, Estados Unidos es todavía el país más poderoso del hemisferio y sus relaciones con los países de Latinoamérica seguirán siendo asimétricas. Sin embargo, esto no implica que la era actual deje de ser poshegemónica. El hecho emblemático que muestra que Estados Unidos está listo para avanzar es la decisión de Obama de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba, tema con el cual Tulchin cierra el libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…