La economía de las desigualdades. Cómo implementar una redistribución justa y eficaz de la riqueza

19 octubre, 2015 • Reseñas • Vistas: 2261

avatarDefault  Sergio E. López-Araiza

Reseña-15-3-Esquinca-Nye

.

La economía de las desigualdades. Cómo implementar una redistribución justa y eficaz de la riqueza, Thomas Piketty, México, Siglo XXI, 2015, 208 pp., MX$250.

La desigualdad exacerbada que produce la economía capitalista —pensaba Karl Marx—, acabaría destruyéndola. Si bien es cierto que se han establecido los mecanismos y las instituciones que permiten, en mayor o menor grado, paliar estos conflictos, la disparidad en el acceso a la riqueza en el siglo XXI sigue siendo sumamente preocupante. Además de tratarse de un evidente problema de justicia, esta situación puede resultar perniciosa tanto para las tasas de crecimiento de la economía como para la actividad delictiva. Un economista que se ha dedicado a explicar las causas de la desigualdad en nuestros días, así como los medios para combatirla, es Thomas Piketty.

Tras el lanzamiento de El capital en el siglo XXI, la obra que colocó al trabajo de Piketty en el centro del debate público en 2013, vino la reedición de La economía de las desigualdades. Lejos de resultar anticuado y superado —la primera edición se publicó en francés hace casi 20 años— el debate que este libro plantea está más vigente que nunca. La desigualdad del ingreso es hoy más pronunciada que en 1997 y, tal como argumenta el autor, se debe principalmente a disparidades en las condiciones iniciales y no al ideal meritocrático que pretende promover la competencia económica.

Pese a que se trata de un fenómeno complejo, La economía de las desigualdades es un libro dirigido a un público no especializado. Piketty define cuidadosamente qué es la desigualdad y destina todo un capítulo a explicar cómo se puede medir. Posteriormente, dedica numerosas páginas a explorar su origen. Resulta sorprendente que, además de evaluar el ya tradicional enfoque marxista que explica la desigualdad del ingreso por el antagonismo entre los dueños de capital y los trabajadores, el autor analice el mercado del trabajo. La conclusión es fascinante: resulta mucho más significativo el efecto que tiene la remuneración salarial diferenciada que poseer o no poseer capital.

Después de hacer una revisión exhaustiva de los determinantes de la desigualdad, Piketty presenta cuidadosamente en La economía de las desigualdades una propuesta para hacerle frente. No se trata de una serie de recomendaciones hechas a la ligera que propongan soluciones simples, pues el autor está consciente del peligro de distorsionar el funcionamiento de los mercados. Piketty descompone los efectos que tienen distintas políticas públicas al ponerlas en práctica y muestra cómo, paradójicamente, pueden generar sociedades mucho más desiguales.

La obra, pues, es un compendio de resultados y de conocimientos que el autor ha cosechado tras años de investigación, explicados de forma sencilla y accesible para un público amplio, con una propuesta de política pública coherente y eficaz. Esta gran claridad, ajena a buena parte de la bibliografía económica especializada, convierte a La economía de las desigualdades en un texto elemental para comprender uno de los más grandes retos de la actualidad. A casi 130 años de que Marx evidenciara los perjuicios de la desigualdad del ingreso, Piketty demuestra, ayudado por una sólida base teórica, que esta desigualdad puede ser combatida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…