Inmigración y asilo

1 octubre, 2012 • Reseñas • Vistas: 650

avatarDefault Pedro David Llanos

.

Inmigración y asilo, Antonio Javier Trujillo y Juan Miguel Ortega (coords.), España, Sequitur, 2010, 178 pp., €16.00.

El Consejo Europeo se ha fijado el año 2012 como límite para establecer entre sus miembros un procedimiento único de asilo. Sin embargo, se enfrentan dificultades para lograrlo, tales como la inmigración económica ilegal (los famosos flujos mixtos compuestos por migrantes de ese tipo y verosímiles solicitantes de asilo que utilizan los mismos medios de entrada) y la primaria necesidad de los Estados de garantizar la seguridad a sus ciudadanos. En ese contexto, Inmigración y asilo desarrolla el proceso comunitario que han ido superando las instituciones del asilo y refugio en la Europa de hoy.

En la introducción, se detalla la imperante necesidad de los Estados de la Unión Europea de seguir consolidando lo que se estableció en materia de asilo regulado con el Tratado de Ámsterdam. Explican también cómo su evolución y mejora se dirige ahora a la consecución de un Sistema Europeo Común de Asilo, que pretende homologar el procedimiento para proporcionar la protección del asilo común, además de la creación de un estatuto válido en toda la Unión.

La aplicación de las nuevas normas propuestas por la Unión Europea en materia de asilo y refugio dependerá de su asimilación por parte de los Estados miembros y de que sean validadas por el derecho de cada país; en pocas palabras, que se logre su armonización. Los autores de este libro, explican el proceso sufrido por España para apegarse a las nuevas leyes comunitarias a fin de proporcionar protección internacional humanitaria. El texto ilustra al lector sobre los retos a los que se enfrenta un país al modificar sus leyes para cumplir con sus responsabilidades internacionales, y compara el caso de España al de otros Estados miembros que se encuentran en la misma situación.

Inmigración y asilo aborda tres aspectos del problema: el largo camino que aún existe para la protección contra la mutilación femenina que ha provocado la huida de muchas mujeres africanas y del Medio Oriente de su lugar de nacimiento; la utilidad y la importancia de la información sobre los países de origen en el contexto del asilo como fuente primaria y causal válida para concederlo, y finalmente, el debate entre los especialistas por la aplicación de los criterios regionales para proteger a los refugiados en Latinoamérica, como complemento de los principios y las definiciones internacionales establecidas en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su Protocolo de 1957.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…