Historia mínima de las relaciones exteriores de México (1821-2000)

1 abril, 2014 • Reseñas • Vistas: 2151

avatarDefault Valeria Zepeda Trejo

.

Historia mínima de las relaciones
exteriores de México (1821-2000)
, Roberta Lajous Vargas, México, El Colegio de México, 2012, 377 pp., MX$214.00.

En el marco de la colección “Historia mínima” publicada por el Colegio de México, se presenta el libro de la embajadora Roberta Lajous Vargas, Las relaciones exteriores de México (1821-2000). El texto no solo supone un gran esfuerzo de síntesis de casi 200 años de historia diplomática, sino que nos muestra un panorama general de la historia de las relaciones internacionales en el mundo y cómo México se inserta en este amplio contexto, tarea complicada, sobre todo si se apela a una historia mínima.

Es destacable, en primer lugar, su estructura en capítulos ordenados de manera cronológica. Se parte del duro proceso que representó el reconocimiento de México al hacerse un país independiente, pasando por las dificultades externas del siglo XIX, el cambio que supuso la Revolución mexicana al insertar a México como un actor internacional, hasta su participación, a finales del siglo XX y principios del XXI, en la integración económica mundial. La gran ventaja de este texto recae en que los diez capítulos y subcapítulos nos permiten hacer referencia directa a temas específicos. El texto, entonces, sintetiza un periodo y después, con la inclusión de lecturas sugeridas, el lector puede acudir a textos que profundizan en alguna época o circunstancia particular.

El libro deja muy claro que las relaciones internacionales de México se han caracterizado por la constante afirmación de la soberanía y la identidad. Estas constantes, se explica, son consecuencia del desarrollo histórico del país. La búsqueda por el reconocimiento internacional, las invasiones extranjeras, la vecindad con Estados Unidos, la búsqueda de capitales extranjeros han estructurado, subraya Lajous, la formulación de la política exterior de México. La no intervención, el respeto de la soberanía, la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de las controversias son solo algunos ejemplos de los lineamientos o consignas que se han mantenido y defendido.

A pesar de las múltiples voces en contra de establecer como eje de la política exterior nuestra relación bilateral con Estados Unidos, la embajadora Lajous deja claro que, a pesar de que a veces esto puede representar un lastre en el estudio de nuestra historia diplomática, se debe reconocer que en gran parte de nuestra vida independiente la diplomacia se ha construido considerando siempre a Estados Unidos. No obstante, el libro también resalta las relaciones con Asia, el Caribe, Europa y Latinoamérica cuando la situación internacional e interna ha favorecido el intercambio diplomático con estas regiones.

Esta revisión de 200 años nos muestra las dificultades a las que México se ha enfrentado para sobrevivir y salvaguardar su soberanía, y la manera como sus diplomáticos han actuado dentro de un complejo escenario internacional que se entremezcla con las particularidades regionales y locales. Historia mínima de las relaciones exteriores de México (1821-2000) constituye un importante material de obligada lectura para quienes se dediquen al estudio de las Relaciones Internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…