Genocide and the Europeans

1 abril, 2012 • Reseñas • Vistas: 598

cfr_logo Andrew Moravcsik

.

Genocide and the Europeans, Karen E. Smith, Cambridge University Press, 2010, 288 pp., US$90.00 (rústica, US$31.99).

En la política mundial, los planes idealistas a menudo comienzan con grandes esperanzas y terminan con el desencanto. Eso es lo que ha sucedido con la respuesta de Europa a los recientes genocidios. También, es lo que ha sucedido con la experiencia del autor de este libro al aplicar las ciencias sociales de vanguardia a este tema. Karen E. Smith comienza por defender las teorías constructivistas sobre las relaciones internacionales, alegando que el derecho internacional altera los ideales, las identidades y las normas a las que se adhieren los Estados. La Convención sobre el Genocidio, especula, podría alentar a los Estados a combatir las violaciones masivas de los derechos humanos, y si algún gobierno en el mundo toma en serio los derechos humanos, sin duda sería europeo. Pero después de examinar las respuestas oficiales de Alemania, Francia y el Reino Unido a las crisis de Bosnia, Darfur, Kosovo y Ruanda —o, más a menudo, la falta de respuesta— Smith se vuelve más escéptica. Los gobiernos ajustan sus acciones a su retórica pública. Sin embargo, Berlín, Londres y París, al igual que Washington, también responden recalibrando su retórica para evitar la responsabilidad, cuando deciden definir un acontecimiento como “genocidio”, dependiendo de sus intereses. El gobierno alemán es el que con más probabilidad usará el término, en gran parte porque sabe que su ejército es más pequeño y es poco probable que se le pida que intervenga. Francia y el Reino Unido se han mostrado reticentes a hacerlo, porque podrían verse obligados a desplegar sus fuerzas militares más robustas. El resultado es perverso: Europa sigue dividida, interesada en sí misma y cautelosa, incluso frente a las peores atrocidades. Como François de La Rochefoucauld escribió, “La hipocresía es el homenaje que el vicio le hace a la virtud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…