China Engages Latin America: Tracing the Trajectory

1 Octubre, 2011 • Reseñas • Vistas: 998

avatarDefault Arturo Mendoza

.

China Engages Latin America: Tracing the Trajectory, Adrian H. Hearn y José Luis León-Manríquez (eds.), Estados Unidos, Lynne Rienner Publishers, 2011, 325 pp., US$65.00.

Entrada la década de los años 80, nadie pudo imaginarse que Latinoamérica sería de gran interés para China. El siglo XXI se ha caracterizado por el acercamiento de China a la región a través del fortalecimiento de sus relaciones eco-nómicas, diplomáticas, políticas y culturales. El libro editado por Adrian H. Hearn y José Luis León-Manríquez describe y analiza la evolución de la relación sinolatinoamericana contemporánea, su naturaleza en el contexto de la crisis económica internacional de 2008, así como las convergencias y divergencias entre ambos actores. Los autores subrayan las limitantes culturales, lingüísticas e ideológicas para la construcción de una relación más fructífera, y destacan la importancia del desarrollo de un mayor interés por las costumbres y por la cultura china en Latinoamérica y viceversa.

En la primera parte, una serie de artículos analizan los componentes generales del reciente fortalecimiento cooperativo entre China y Latinoamérica. Entre las ideas fundamentales destacan la evolución de una cooperación Sur-Sur, la importancia de las instituciones informales para la consolidación de lazos entre ambos actores, la posición de la economía como el eje rector de la relación entre China y América Latina, las actitudes de ambos bloques frente a Estados Unidos y la dinámica de su relación comercial (materia prima y manufactura). Asimismo, se exponen los riesgos y beneficios de la relación comercial entre China y Latinoamérica. Se evalúan tanto sus posibilidades potenciales, en términos de infraestructura, inno-vación y expansión de mercados (Javier Santiso y Rolando Avendaño), como sus retos, vinculados al descontento político en América Latina por la competencia que representan los bienes chinos de consumo final en sus mercados y a la incertidumbre de la prosperidad de un sector exportador basado en las materias primas (Enrique Dussel Peters), y se describe puntualmente la sinergia de la relación comercial sinolatinoamericana. Al final de esta primera parte, Cynthia A. Watson y Daniel P. Erikson estudian el impacto del incremento en los acuerdos multidimensionales entre China y Latinoamérica en la interpretación que Estados Unidos pueda darles, en función de sus intereses económicos y políticos. Resaltan los compromisos compartidos entre China y Estados Unidos (medio ambiente, desarrollo, asistencia e infraestructura en América Latina), así como la potencial rivalidad que pueda desarrollarse como consecuencia de la incursión china en una zona de influencia que históricamente ha sido pertenecido a Estados Unidos. Cabe destacar el acertado reconocimiento de los especialistas en la moderación del discurso chino (pese a su acercamiento con Venezuela) en Latinoamérica, que pretende evitar futuros conflictos con Estados Unidos. Pese a las divergencias ideológicas que puedan existir entre China y Estados Unidos (democracia), el diálogo y la cooperación a través de los foros multilaterales han rendido frutos, y de ser posible, un bilateralismo transparente también podría lograrlo (Daniel P. Erikson).

En la segunda parte de esta publicación, se estudian las relaciones específicas de algunos países latinoamericanos con China, y se destacan tanto sus beneficios como sus potenciales conflictos. Asimismo, se ponen en evidencia las rivalidades entre China y México por la competencia que representan las manufacturas chinas en Estados Unidos, pues éste es el mercado más importante para las manufacturas mexicanas. José Luis León-Manríquez define como “Trayectoria B” esta relación un tanto turbia entre algunos Estados latinoamericanos y China. Sin embargo, al destacar el caso de Chile, describe una “Trayectoria A”, caracterizada por una relación primordialmente comercial, sólida y generadora de beneficios mutuos entre ambos bloques. Retomando las conclusiones de Raúl Prebisch, León-Manríquez cuestiona la estabilidad en el largo plazo de un sistema comercial que orilla a los Estados latinoamericanos a la exportación de materia prima sin el desarrollo de una industria nacional sólida, mientras que China se abastece de recursos naturales y exporta bienes de consumo final a bajos precios (una inminente transición de los Estados latinoamericanos que forman parte de la “Trayectoria A” hacia la “Trayectoria B”). Por otra parte, el texto de Adrian H. Hearn y Mao Xianglin describe los fundamentos de la relación sinocubana, y destaca su compatibilidad ideológica, así como la preferencia compartida por un sistema internacional multipolar. En contraste, las relaciones chinas con Centroamérica y el Caribe representan grandes retos. Francisco Haro Navejas destaca los intereses de China en la subregión, enmarcados por la política de Una China, por el acercamiento multidimensional y la proporción de asistencia económica y créditos comerciales. Todo ello debe entenderse en el contexto del reconocimiento de un número significativo de naciones centroamericanas y caribeñas al gobierno de Taiwán. Finalmente, los últimos capítulos analizan las relaciones de los principales países del Cono Sur con China. Los lazos diplomáticos que oscilan entre la exportación exponencial de crudo venezolano a China (Gonzalo Sebastián Paz), el nacionalismo y proteccionismo brasileño (Rodrigo Tavares y Dani Nedal) y los debates en torno a la erosión del suelo en Argentina como resultado del cultivo de soya para ser importada a China (Jorge Eduardo Malena) son muestra del peso que tiene este país asiático en la economía latinoamericana en el contexto de la crisis económica contemporánea, así como su participación en la sinergia política regional.

En su parte tercera, este libro describe, cuestiona, analiza y evidencia una participación china sin precedentes en una región que podría considerarse tan lejana, pero que con el paso del tiempo ha resultado ser lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…