California a favor de regular los riesgos financieros climáticos en los fondos de pensiones

10 septiembre, 2018 • Norteamérica, Opinión • Vistas: 593

Una llamada de atención para México

Action Network

José María Valenzuela

10 de septiembre de 2018

De la sección Opiniones Oportunas del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

El estado de California se pone al frente de la lucha contra el cambio climático desde la trinchera de la regulación financiera. El 5 de septiembre de 2018, el Congreso del estado envió al gobernador Jerry Brown para su firma la Ley SB-964, que define obligaciones para reportar y atender los riesgos del cambio climático en los planes y mecanismos de inversión de los dos fondos de pensiones públicos del estado.

El fondo de retiro de empleados públicos y el de maestros son, de hecho, los fondos de pensión públicos más grandes de Estados Unidos, y pronto liderarán una cascada que cambiará el patrón de comportamiento de inversionistas institucionales en Norteamérica. Esta es una decisión que sigue la de otras iniciativas, principalmente privadas y de algunos gobiernos europeos, de asegurar que el sector financiero no ponga en riesgo el patrimonio de ahorradores al ignorar el cambio climático.

Desde 2015, cuando se firmó el Acuerdo de París, los líderes internacionales de la regulación financiera reunidos en la Junta de Estabilidad Financiera conformaron un Grupo de Tarea sobre Publicidad de Riesgos Climáticos Financieros. El Taskforce on Climate-Related Financial Disclosures, presidido por Michael Bloomberg, presentó sus conclusiones ya en 2017 poniendo énfasis en la urgencia de que el sector financiero evalué los impactos que tendrá el cambio climático en reducir el valor de todo tipo de activos, incluyendo reservas de hidrocarburos que quedarán varados por insuficiente demanda. Las empresas que buscan capital en los mercados internacionales deberán reportar claramente cómo responde su modelo de negocios a múltiples escenarios de cambio climático.

México ha estado ausente de esta agenda. La decisión de los legisladores californianos es ya una indicación de que los grandes inversionistas internacionales se alejarán de empresas y proyectos que no puedan demostrar que se desarrollan conforme los compromisos del Acuerdo de París. Hasta ahora el Grupo Financiero Banorte es la única empresa mexicana que se ha comprometido a evaluar su modelo de negocios desde una perspectiva de riesgos climáticos.

En México, al igual que en California, sería posible comenzar por establecer regulación para inversionistas institucionales, los fondos de pensiones que deben de actuar con una perspectiva de largo plazo, pero también se debe atender la falta de transparencia sobre los efectos del cambio climático en el portafolio de inversiones de las empresas productivas del Estado, como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad. Por ejemplo, no tenemos una visión clara sobre si la expansión de la plataforma de producción de petróleo planteada por el gobierno actual o la infraestructura de transformación propuesta por el nuevo gobierno son consistentes con las metas internacionales para desacelerar el cambio climático. El resultado de esta inconsistencia, que hoy no podemos evaluar, será un freno para la inversión en el futuro.

JOSÉ MARÍA VALENZUELA es Asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi). Sígalo en Twitter en @josemaria_mx.

Tags:, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…