Bitácora interamericana

1 octubre, 2013 • Reseñas • Vistas: 828

avatarDefault Juan Pablo Prado

.

Bitácora interamericana, Óscar Maúrtua de Romaña, Perú, Fondo Editorial de la Universidad Tecnológica del Perú, 2012, 440 pp., PEN$50.00.

Quien fuese canciller de Perú y, posteriormente, representante en México de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el embajador Oscar Maúrtua de Romaña, ha publicado su más reciente obra: Bitácora interamericana. Este nuevo libro aborda importantes temas en materia de organización internacional en América, que si bien son vigentes y de alto impacto, hasta este momento no habían sido estudiados con la dedicación y destreza que caracterizan al diplomático.

El propósito de esta obra es abordar la manera como realizan sus respectivas tareas los diversos actores que conforman el sistema interamericano; estas tareas tienden a reforzar las estructuras políticas, económicas y sociales de los países miembros. El ámbito de interés de la obra es relevante, en particular si se considera el dinamismo con el que hoy se desarrolla la agenda de América: un entorno permeado de renovadas estrategias y compromisos por parte de los países latinoamericanos que pretenden reconfigurar el nuevo orden internacional resultante del fin de la Guerra Fría; en éste, el Sur pretende, legítimamente, ocupar mayores espacios de actuación y decisión en los temas de mayor impacto mundial.

Los Estados latinoamericanos comprenden que esas aspiraciones son colectivas; así, Bitácora Interamericana analiza la manera como interactúan los países de la región y revisa los alcances y límites de tales esfuerzos compartidos.

La obra se compone de doce capítulos. Los primeros se dedican al estudio sistémico de los organismos latinoamericanos y caribeños y a sus organismos regionales.

Tras ello, el autor dedica un capítulo a la integración latinoamericana, en el que aborda la creciente proliferación de organismos que en varias ocasiones se traslapan, no siempre a favor de la integración, sino que en algunos casos inclusive en contrasentido.

A este respecto, el embajador Maúrtua señala que ningún organismo internacional debe sustituir a la OEA, dado que esta instancia “siempre colaborará con otros organismos en beneficio de los pueblos de las Américas”.

Ahora bien, con el fin de que la OEA, en efecto, se constituya como el eje promotor de la agenda interamericana, se requiere que los países miembros le confieran el respaldo político, y por ende financiero, necesario para que se encuentre en capacidad de atender sus tareas fundacionales y las del vertiginoso devenir internacional, una condición que, como se sabe, no siempre ocurre con este organismo.

En este sentido, de manera diplomática, pero a su vez enfática, Óscar Maúrtua indica: “La OEA ha exhortado a sus Estados miembros a reforzar la cooperación interamericana para vigorizar el papel de esta organización como el principal foro de colaboración en el hemisferio”, aseveración que parece reflejar el principal reto que encara el organismo con sede en la capital estadounidense.

En síntesis, Bitácora interamericana es un libro dinámico y actual, que consigue atender aquellos temas y a los organismos regionales que configuran la dinámica de una región del mundo que, en años recientes, ha aumentado su capacidad para colaborar entre sí, en aras de continuar incidiendo de manera más determinante y representativa en la agenda mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…